980x200
América Latina Volver a "América Latina"

Egipto sufre el peor atentado terrorista en su historia reciente

YIHADISTAS EGIPTO | 24 de noviembre de 2017

El Cairo, 24 nov (EFE).- Egipto ha sufrido el peor atentado terrorista en su historia reciente contra una mezquita frecuentada por sufíes en el norte de la península del Sinaí, que ha causado la muerte, al menos, de 270 personas y un centenar de heridos.

El atentado ocurrió cuando los atacantes colocaron artefactos explosivos de fabricación casera alrededor de la mezquita Al Rauda, situada en Bear al Abd, al oeste de Al Arish -capital del norte del Sinaí- y los hicieron detonar a la salida de los fieles del rezo del viernes, día sagrado para los musulmanes, según explicaron fuentes de seguridad egipcias a Efe.

Tras las explosiones los terroristas comenzaron a disparar a las personas que intentaban escapar de la mezquita en un ataque, aseveró la fuente, quien apuntó que las primeras ambulancias que llegaron a la zona también fueron atacadas por los radicales.

En el ataque "aproximadamente hay 270 muertos y 90 heridos", dijo el alcalde de la localidad, Nasrala Mohamed, en declaraciones a la televisión estatal egipcia, mientras que la Fiscalía General y medios oficiales cifran en 235 las víctimas personas y en 109 los heridos en el atentado, el más mortífero de la historia reciente de Egipto.

Según imágenes y vídeos difundidos en las redes sociales, se muestra una hilera de cuerpos alineados y ensangrentados en el interior de la mezquita.

La página de Facebook de la Unión de las Tribus del Sinaí (UTS) ublicó fotos del funeral, que comenzó recientemente, de las víctimas del ataque, y cifró, hasta el momento, en 300 los "mártires" del atentado, que todavía no ha sido reivindicado por ningún grupo extremista.

Según la fuente, entre los fallecidos hay al menos 25 niños, así como seis miembros de una misma familia, y por otro lado, tres hermanos.

Esta agrupación indicó a varios medios, entre ellos Efe, que los terroristas "han elegido este momento (para el ataque) por los preparativos del cumpleaños del profeta Mahoma, que será el próximo 30 de noviembre, y eligieron este lugar porque es un centro de educación en contra de la ideología extremista".

En un comunicado, la UTS adujo que los terroristas cerraron "las puertas de la mezquita y mataron a todos los que rezaban", y aseveró además que tras la llegada de las ambulancias a la zona, "un grupo escondido de terroristas dispararon y huyeron".

Los heridos han sido trasladados a diferentes hospitales en Al Arish, y otros a El Cairo, según dijo una fuente de seguridad a Efe.

La presidencia egipcia ha declarado tres días de luto nacional por las víctimas del ataque en la mezquita, y decenas de líderes mundiales han condenado este acto, como afirmó en un comunicado el presidente estadounidense, Donald Trump, que lo ha tildado de "cobarde".

Pocas horas después del atentado, el presidente egipcio, Abdelfatah Al Sisi, prometió en una alocución transmitida por la televisión estatal que las Fuerzas Armadas y la Policía "se van a vengar por nuestros hijos para recuperar la estabilidad, y vamos a responder a este acto con una fuerza brutal".

Una fuente de seguridad indicó a Efe que ya han comenzando las operaciones militares contra posiciones terroristas, pero no hay información por el momento sobre los lugares específicos donde se están llevando a cabo dichas operaciones.

Por otro lado, Mohamed Gomaa, analista del Centro de Estudios Políticos y Estratégicos Al Ahram, dijo a Efe que "el discurso de Al Sisi está pensando para los egipcios y no para el exterior, con el fin de levantar la moral", y para hacer ver a los egipcios que "la fuerzas de seguridad tienen la situación controlada".

De acuerdo con la televisión oficial egipcia, Al Sisi ha ordenado el pago de 200.000 libras egipcias (unos 11.300 dólares) a las familias de las víctimas mortales, mientras que 50.000 libras (unos 2.826 dólares) irán para las familias de los heridos.

En la provincia del Norte del Sinaí, donde está vigente desde 2014 el estado de emergencia, opera la rama egipcia del grupo yihadista Estado Islámico (EI), llamada Wilayat Sina, que se ha atribuido la mayoría de los atentados ocurridos en los últimos años en el país.

Las autoridades impusieron el toque de queda y un bloqueo informativo total en esta región del norte del Sinaí, e impiden a los medios de comunicación locales e internacionales acceder a esta zona.

Desde diciembre de 2016, Egipto ha vivido una serie de atentados contra los cristianos coptos y el país se encuentra en estado de emergencia desde abril por los atentados contra dos iglesias coptas en el delta del Nilo.

Isaac J. Martín y Samar Ezzat

Contenido relacionado

Quince hombres enmascarados perpetraron a sangre fría la masacre de Al Rauda

El Cairo, 24 nov (EFE).- Unos quince hombres enmascarados irrumpieron en la mezquita de Al Rauda, en el norte del Sinaí, tras el comienzo del rezo del mediodía y comenzaron a disparar indiscriminadamente hasta matar a 270 personas, la mayor masacre terrorista perpetrada en la historia contemporánea de Egipto.

"Cerraron la puerta de la mezquita y empezaron a disparar con armas pesadas", cuenta a Efe Abu Saqr, coordinador general de la Unión de las Tribus del Sinaí.

Abu Saqr contó a Efe que la mezquita, ubicada en la población de Bear al Abd, es el principal templo sufí en esa zona, situada a 50 kilómetros al oeste de Al Arish, capital de la provincia del Norte del Sinaí.

"Todo el mundo comenzó a huir por las ventanas de la mezquita y las salidas", explicó Saqr.

Según el representante tribal, otros cinco encapuchados se quedaron "al acecho" esperando la llegada de las ambulancias para atacarlas, aunque un grupo de milicianos tribales repelió los ataques contra los agentes de protección civil.

Entre los fallecidos en el asalto, que no ha sido reivindicado por ningún grupo, hay al menos 25 niños, así como seis miembros de una misma familia, además de tres hermanos que acudieron juntos al rezo.

Después de la masacre y para cubrir su huida, los asaltantes hicieron estallar varios vehículos de las personas que se habían acercado a participar en el rezo del mediodía del viernes, el más importante para los musulmanes.

"Entraron durante el sermón del viernes entre diez y veinte con armas, destrozaron todo lo que había, algunos resultaron heridos, pero los que murieron fueron muchos más", dijo una víctima al canal de televisión egipcio ONlive.

Desde su cama del hospital donde ha sido atendido, el testigo, que no se identificó, también destacó que los asaltantes iban enmascarados.

"Que nadie diga que los habitantes del Sinaí son unos traidores, los que nos mataron no son del Sinaí", agregó.

Varios vídeos grabados con teléfonos móviles y difundidos en las redes sociales mostraban hileras de cadáveres ensangrentados tumbados sobre la alfombra de la mezquita, mientras varias personas caminaban entre los cuerpos sin vida.

La comunidad sufí, una corriente mística del islam y muy popular en Egipto, se prepara esta semana para celebrar el "Mulid al nabawi", el nacimiento del profeta Mahoma.

Con motivo de esta fecha, las cofradías sufíes organizan festivales en todo el país, en los que acuden miles de personas, una tradición enraizada en la cultura egipcia, aunque rechazada por las corrientes más ortodoxas del islam y que los grupos extremistas como el Estado Isámico (EI) consideran heréticas.

El ataque causó "aproximadamente 270 muertos y 90 heridos", según el alcalde de la localidad, Nasrala Mohamed, en declaraciones a la televisión estatal egipcia, mientras que la Fiscalía General y medios oficiales cifran en 235 las víctimas personas y en 109 los heridos en el atentado, el más mortífero de la historia reciente de Egipto.

En la provincia del Norte del Sinaí, donde está vigente desde 2014 el estado de emergencia, opera la rama egipcia del grupo yihadista Estado Islámico (EI), llamada Wilayat Sina, que se ha atribuido la mayoría de los atentados ocurridos en los últimos años en el país.

Al Sisi promete venganza por las víctimas del peor atentado en la historia reciente de Egipto

El Cairo, 24 nov (EFE).- El presidente egipcio, Abdelfatah Al Sisi, prometió hoy que el Ejército y la Policía "se vengarán" por las víctimas del peor ataque terrorista perpetrado en la historia reciente de Egipto, que ha dejado al menos 235 muertos y 109 heridos.

Las Fuerzas Armadas y la Policía "se van a vengar por nuestros hijos para recuperar la estabilidad y vamos a responder a este acto con una fuerza brutal", aseguró el mandatario en una alocución transmitida por la televisión oficial egipcia.

El atentado tuvo lugar hoy en la mezquita Al Rauda, frecuentada por los sufíes -una rama del islam- en la localidad de Bear al Abd, al oeste de Al Arish, la capital del norte del Sinaí egipcio.

"Egipto afronta el terrorismo solo, en nombre de la región y de todo el mundo", afirmó en árabe clásico el mandatario egipcio, quien añadió que "este es un intento para frenar nuestros esfuerzos de la lucha antiterrorista".

Asimismo, pronunció una frase en dialecto egipcio: "Veremos a ver a quién ayuda Dios, porque Dios ayuda a la gente buena y no a la gente malvada", y arguyó que, pese a este ataque, "seguiremos resistiendo".

Según la televisión oficial egipcia, Al Sisi ha ordenado el pago de 200.000 libras egipcias (unos 11.300 dólares) a las familias de las víctimas mortales, mientras que 50.000 libras (unos 2.826 dólares) irán para las familias de los heridos.

Fuentes de seguridad egipcias explicaron a Efe que los atacantes colocaron artefactos explosivos de fabricación casera alrededor de la mezquita Al Rauda y los hicieron detonar a la salida de los fieles del rezo del viernes, día sagrado para los musulmanes.

Tras las explosiones los terroristas dispararon a las personas que intentaban escapar de la mezquita en un ataque, aseveró la fuente, quien apuntó que las primeras ambulancias que llegaron a la zona también fueron atacadas.

La presidencia egipcia ha declarado tres días de luto nacional por las víctimas del ataque en la mezquita, que todavía no ha sido reivindicado por ningún grupo extremista.

En la provincia del Norte del Sinaí, donde está vigente desde 2014 el estado de emergencia, opera la rama egipcia del grupo yihadista Estado Islámico (EI), llamada Wilayat Sina, que se ha atribuido la mayoría de los atentados ocurridos en los últimos años en el país.

Desde el pasado diciembre, Egipto ha vivido una serie de atentados contra los cristianos coptos y el país se encuentra en estado de emergencia desde abril por los atentados contra dos iglesias coptas en el delta del Nilo.

  • Ningún comentario presente
Normas de comentarios

www.worldnewsenespanol.com no se hace responsable de las ideas expresadas por los autores de los comentarios y se reserva el derecho a eliminar aquellos contenidos que:
  • resulten ofensivos y/o discriminatorios
  • que tengan como fin promover el boicot contra personas, productos empresas o instituciones
  • que atenten contra el derecho a la intimidad, al honor y/o a la propia imagen o nombre
  • aquellos que busquen fines comerciales y/o publicitarios
500 caracteres disponibles
Para evitar spam, por favor resuelva este simple problema matematico e ingrese el resultado (pinche en la imagen para recargarla).

América Latina