Brabec desbanca a Quintanilla y Roma va al acecho de Al-Attiyah y Peterhansel

El francés Sebastien Loeb conduce su vehículo Peugeot hoy durante la cuarta etapa del Rally Dakar 2019 entre Arequipa y Tacna (Perú). EFE

Moquegua/Tacna (Perú), 10 ene (EFE).- El Dakar llegó este jueves al punto más meridional de su ruta por Perú con el estadounidense Ricky Brabec como nuevo líder en motos tras desbancar al chileno Pablo Quintanilla, y en coches con el español Joan ‘Nani’ Roma al acecho del duelo entre el catarí Nasser Al-Attiyah y el francés Stéphane Peterhansel.

El rally tuvo en su cuarto día la etapa “maratón”, en la que ningún vehículo puede ser reparado por otra persona que no sean los propios pilotos.

Todos salieron desde la ciudad de Arequipa y tenían un tramo cronometrado de 405 kilómetros, pero las motos y los quads debían hacer 106 kilómetros adicionales de enlace sin competición hasta Moquegua y los coches y camiones otro similar de 259 kilómetros hasta Tacna, en la frontera de Perú con Chile.

Ante esta condición, Al-Attiyah (Toyota), líder de la clasificación general en coches, decidió ser precavido y se dedicó a rodar justo detrás de la ruta que iba abriendo Peterhansel (Mini) para así conservar la ventaja que tenía sobre este e incluso aumentarla hasta llegar a casi nueve minutos.

Sin embargo, el viernes se cambiarán las tornas y es probable que Peterhansel recorte las diferencias en un duelo que tiene a un numeroso grupo de pilotos que van por detrás, entre ellos al español Joan ‘Nani’ Roma (Mini), que escaló hasta la tercera posición de la general.

El catalán está a veinte minutos de Al-Attiyah y con cautela se mantiene a una distancia considerable pero suficiente para cazarlos si se presenta la oportunidad. En esas también están el polaco Jakub ‘Kuba’ Przygonski (Mini) y el francés Cyril Despres (Mini).

El español Carlos Sainz (Mini) logró tener su coche reparado a tiempo para partir en esta etapa, en la que, tras haber perdido este miércoles casi toda opción de ganar el rally, rodó a buen ritmo y terminó entre los diez primeros del día.

El madrileño no acusó aparentemente las molestias de cuello que le dejó el golpe sufrido en la tercera etapa donde destrozó la rueda delantera izquierda y perdió casi cinco horas hasta que pudo repararla.

En motos, Ricky Brabec (Honda), que no entraba en casi ninguna quiniela para ganar el Dakar, volvió a demostrar que tiene ritmo como para ganar la carrera y se adjudicó la etapa con un tiempo que le valió para desbancar del primer lugar de la general a Pablo Quintanilla.

El chileno tuvo un mal día en el que dilapidó la ventaja que tenía sobre sus perseguidores y perdió más de 20 minutos sobre el estadounidense, al que ahora tiene a 2 minutos y 19 segundos en la general.

Brabec contó que terminó con una rueda pinchada y piensa intercambiarla con una en buenas condiciones del chileno Nacho Cornejo, compañero suyo de su equipo en Honda, para poder afrontar en condiciones la etapa de este viernes, entre Tacna y Arequipa.

También perdió fuerza el argentino Kevin Benavides (Honda), que comenzó el día en la segunda posición de la general y lo terminó en el sexto.

La sorpresa de la jornada fue la del debutante español Lorenzo Santolino, que se metió entre los diez primeros del día, seguido del también español Oriol Mena (Sheco). Ambos pugnan por meterse en la zona noble de la clasificación general.

La española Laia Sanz (KTM) sigue mejorando en este Dakar tras haberlo comenzado de manera muy discreta por no haberse podido preparar correctamente en los meses a causa de una infección.

La catalana entró hoy entre los veinte primeros de la clasificación general y persiste en su progresión para volver a terminar el rally en el ‘top 15’, como ya ha hecho en los últimos años.

En la categoría de los UTV (vehículos utilitarios todoterreno), el español Gerard Farrés, al que le tocaba abrir ruta, perdió el liderato de la carrera en detrimento del ruso Sergei Kariakin, mientras que en quads el argentino Nicolás Cavigliasso volvió a dar un recital de pilotaje sobre el desierto peruano.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion