Colorado protege comunidad LGBTQ con ley que prohíbe «terapia de conversión»

El congresista Jared Polis habla a los delegados el martes 4 de septiembre de 2012, en la inauguración de la convención del partido Demócrata en el Time Warner Cable Arena en Charlotte (EEUU). EFE/Archivo

Denver (CO), 31 may (EFEUSA).- El gobernador de Colorado, Jared Polis, firmó este viernes un dueto de leyes para proteger los derechos de la comunidad LGBTQ, como lo es una legislación que prohíbe la denominada «terapia de conversión» y otra que facilita el cambio de género en los documentos de identidad.

La primera ley, la HB19-1129, prohíbe que se califique ser gay o transgénero como «una enfermedad mental» y específicamente prohíbe que se trate de «convertir» a los jóvenes gay.

Polis dijo que se sentía entusiasmado por haber firmado la ley un día antes del inicio del Mes del Orgullo LGBTQ, que se celebra durante todo junio, subrayando que la «terapia de conversión» es «una práctica tortuosa» que «daña a los jóvenes».

La «terapia de conversión» o rehabilitación pretende cambiar la identidad u orientación sexual de las personas y tiene su fundamento en que la homosexualidad es «una enfermedad o un desorden mental».

Junto a Maine, Colorado es el segundo estado que esta semana aprueba leyes contra esa práctica.

En total, 18 estados de la nación, junto con 50 ciudades y jurisdicciones, tienen leyes similares. El Distrito de Columbia y Puerto Rico tampoco permiten la «terapia de conversión».

La otra ley que rubricó el demócrata, la HB19-1039, comenzó a gestarse hace cinco años, precisamente con el respaldo de Polis, y elimina el requisito de que una persona transexual se someta primero a una cirugía para cambiar de sexo biológico en su partida de nacimiento.

Los interesados tampoco necesitarán certificado médico para hacer ese cambio, ni una orden judicial, y podrán elegir que su documento de identidad indique «M», «F», o «X».

La ley entrará en vigor el 1 de enero de 2020 y convierte a Colorado en el tercer estado del país, junto a California y Oregón, en aprobar este tipo de medidas.

«Colorado continuará haciendo historia mientras el primer Gobernador abiertamente gay de nuestro país siga firmando leyes a favor de la igualdad, enviando un fuerte mensaje de que (…) es un estado que está abierto a todos», dijo en un comunicado Daniel Ramos, director ejecutivo de One Colorado.

Por su parte, Chad Griffin, presidente de la organización nacional Human Rights Campaign, expresó tras la ceremonia de firmas que la nueva ley «protege a los jóvenes LGBTQ de este estado de la peligrosa y desacreditada práctica de ‘terapia de conversión'».

«El Gobernador Polis es un pionero de los derechos y la representación LGBTQ (…). Este es un gran día de progreso para Colorado y para nuestra comunidad», agregó Griffin.

Polis rubricó estas medidas a pocos días de haber rubricado un paquete de leyes a favor de los derechos de los inmigrantes.