Crearán una comisión parlamentaria para salvar el icónico lago Ypacaraí de Paraguay

Vista del lago Ypacaraí, a unos 30 kilómetros de Asunción, y uno de los atractivos turísticos de Paraguay. EFE/Archivo

Asunción, 15 mar (EFE).- La creación de una Comisión parlamentaria fue propuesta hoy como medida de urgencia para salvar del «desastre ambiental» el lago Ypacaraí, a unos 30 kilómetros de Asunción, y uno de los atractivos turísticos de Paraguay.

El objetivo es que la comisión se encargue de coordinar la regulación de los usos del lago, su «recuperación y mantenimiento», ya que en sus aguas está prohibido el baño por la alta contaminación, provocada por los vertidos de las fábricas y cloacas de las localidades aledañas.

El anuncio fue realizado por el intendente de San Bernardino, Luis Aguilar y el legislador del Partido Liberal Fernando Silva Facetti, en un acto en dicha localidad en el que se adoptaron otras medidas tendentes a la recuperación del lago, desde hace años plagado de cianobacterias.

El objetivo es «dar una solución a la constante contaminación y sedimentación del lago Ypacaraí» que, «en poco tiempo» podría secarse y provocar un «desastre ambiental», safirmó en el acto Facetti, citado por la Comisión Nacional de Defensa de los Recursos Naturales (Conaderna).

La comisión agrupará a los municipios que circundan el lago (San Bernardino, Emboscada, Itauguá, Limpio, Luque, Areguá e Ypacaraí), e involucrará a otras instituciones como los ministerios de Medio Ambiente, Obras Públicas y la Secretaría Nacional de Turismo, según el comunicado.

Además, establecerá un «fondo de financiamiento» de las obras que sean necesarias para reparar y limpiar el lago y sus riberas y coordinará dichos trabajos entre todos los municipios afectados.

En el acto de este viernes, en el que también estuvieron presentes los intendentes de las ciudades ribereñas, acordaron otras medidas como presentar denuncias contra quienes dañen el lago o sus inmediaciones, dentro del Plan de Manejo de la Reserva de Recursos Manejados del Lago Ypacaraí, así como establecer una «línea de ribera» fija para su protección.

A pesar de que varios municipios del lago cuentan con playas públicas o privadas en sus orillas, el baño está prohibido por la alta contaminación de sus aguas por la presencia de floraciones de cianobacterias, según las autoridades.

La contaminación de los recursos hídricos es un problema que afecta también a la capital, Asunción, en cuya bahía el baño también está prohibido por la alta presencia de coliformes fecales.

Según un informe de hace un año, los coliformes alcanzaban en la bahía hasta 240.000 unidades de bacterias por cada litro, cuando el límite de tolerancia del cuerpo humano, y el legal permitido es de 499 unidades.

En enero pasado el Ministerio del Ambiente dio a conocer un estudio que reveló que uno de los acuíferos que abastece de agua potable a Asunción y su área metropolitana, superaba el nivel máximo permitido para el consumo humano de presencia de nitritos.

En concreto el nivel alcanzó los 45 miligramos de nitrito por litro en ese acuífero, denominado Patiño, que abarca unos 1.173 kilómetros cuadrados bajo el área metropolitana de la capital.