Detienen en Bolivia a un reo fugado de Brasil considerado muy peligroso

En la imagen, el ministro de Gobierno (Interior) de Bolivia, Carlos Romero. EFE/Archivo

La Paz, 14 mar (EFE).- Un reo fugado de Brasil y considerado muy peligroso, que fue condenado por delitos como el asesinato de un policía, fue detenido en Bolivia y será entregado a su país por un procedimiento rápido, informó este jueves una fuente oficial.

El ministro de Gobierno (Interior) de Bolivia, Carlos Romero, declaró a los medios en Santa Cruz, la ciudad boliviana donde se produjo la detención, que el brasileño Gilmar José Baseggio estaba entre los prófugos más buscados en su país.

Romero recordó que el brasileño fue condenado por haber matado en 1999 en su país a un policía y haber herido a otros dos, entre otros delitos.

Sin embargo, en 2002 se fugó de una cárcel en Brasil y desde entonces empleó varios cambios de fisonomía para no ser reconocido, aunque fue identificado por sus huellas dactilares tras ser detenido, en una actuación de la Policía Boliviana en coordinación con la brasileña, según el ministro.

La autoridad indicó que está prevista la expulsión de Bolivia mediante su entrega en la frontera con Brasil a través de Interpol, ya que su entrada en territorio boliviano fue irregular y es un procedimiento más rápido que el de extradición.

Asimismo, destacó la importancia de la colaboración en este caso del Centro Regional de Inteligencia Antinarcóticos de Bolivia, ya que el detenido tenía una orden internacional de captura por delitos como narcotráfico y asociación delictuosa, además de haber sido condenado en su país por asesinato.

Romero destacó que esta detención se produjo prácticamente un mes después de la de otro prófugo también en Santa Cruz, la de un argentino que era buscado como uno de los mayores narcotraficantes de su país.

La Policía Boliviana entregó entonces a la Gendarmería Nacional Argentina a José Miguel Farfán en la zona fronteriza de Yacuiba, tras dar con su paradero después de un año y medio de investigación de los servicios de inteligencia de forma coordinada entre las autoridades bolivianas y argentinas.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion