El 30,3 % de Puerto Rico se encuentra bajo condiciones de sequía moderada

El 30,3 % de Puerto Rico se encuentra bajo condiciones de sequía moderada, según el informe del Monitor de Sequía de Estados Unidos publicado hoy en su dirección de internet, manteniendo así el porcentaje que se registró hace una semana. EFE/Archivo

San Juan, 21 mar (EFEUSA).- El 30,3 % de Puerto Rico se encuentra bajo condiciones de sequía moderada, según el informe del Monitor de Sequía de Estados Unidos publicado hoy en su dirección de internet, manteniendo así el porcentaje que se registró hace una semana.

El término de sequía moderada significa que algunos pastizales o cultivos han sido dañados, y que las fuentes, corrientes, embalses o pozos están bajos, y se están desarrollando condiciones de escasez de agua o están por desarrollar.

Mientras, el 86.86 % de la isla se encuentra anormalmente seco, manteniéndose con el mismo porcentaje que la semana pasada.

Por lo tanto, solo un 13,14 % de la isla, específicamente partes de la costa oeste, noreste y sureste, no reflejan ningún tipo de sequedad.

Según el informe del Monitor de Sequía de Estados Unidos publicado este jueves, la población estimada en zonas de sequía es de 790.011 personas.

Debido a la falta de precipitación, la Autoridad de Acueductos y Alcantarillados (AAA) ha puesto en marcha un plan de racionamiento para varios municipios del norte y noroeste de la isla.

Igualmente, la AAA anunció que varios sectores del municipio de Naranjito (norte-central) fue añadido a este plan y comenzará a ver interrupciones en el servicio desde mañana, viernes.

Hace tres meses, el Monitor de Sequía de Estados Unidos reveló que el 55,55 % de Puerto Rico se encontraba anormalmente seco y sin ningún rasgo de sequía moderada.

No obstante, el ente indicó en su página web que “condiciones más secas de lo normal continuaron dominando Puerto Rico en escalas de tiempo que van desde unos pocos días hasta 6 meses”.

El organismo dijo además que “la sequía más importante se extendió a lo largo de gran parte de la costa sur y en partes del interior”, y una nueva área de sequía moderada penetró en el noroeste de Puerto Rico, debido al bajo flujo de agua y los déficits de lluvia en varias escalas de tiempo.