El Congreso tumba la enmienda del PP contraria a subir el SMI a 900 euros

La ministra de Hacienda, María Jesús Montero (d), conversa con la portavoz del PSOE, Adriana Lastra, al inicio del pleno celebrado hoy en el Congreso. EFE

Madrid, 15 nov (EFE).- La mayoría del Congreso ha rechazado hoy la enmienda a la totalidad del PP en contra de subir el Salario Mínimo (SMI) más allá de lo que fue pactado por la patronal y los sindicatos y que no concuerda con el alza de 900 euros firmado por el Gobierno y Podemos en los Presupuestos para 2019.

Este argumento de totalidad del PP contrasta con el posicionamiento que ha tenido este grupo parlamentario en el Senado la semana pasada cuando permitió, con su abstención, la aprobación de una moción presentada por el PSOE para hacer efectivo el compromiso del Gobierno de incrementar a 900 euros el SMI.

Hoy el Pleno del Congreso ha debatido y rechazado la enmienda a la totalidad del PP en contra de la propuesta de Unidos Podemos-En Comú Podem-En Marea y que cuya tramitación fue aprobada en noviembre de 2016 para que el SMI subiera de forma escalonada y se sitúe en el 60 % del salario medio neto español.

En la iniciativa, que ha sido bloqueada durante más de dos años en los plazos de presentación de enmiendas, la formación morada solicitaba entonces que el SMI subiera a 800 euros mensuales en 2018 y a 950 euros en 2020.

Sin embargo el Gobierno ya ha anunciado que los Presupuestos de 2019 contemplarán un alza a los 900 euros en 2019.

PSOE, ERC, PNV, PDeCAT, Compromís y EH Bildu han votado en contra de la enmienda de totalidad mientras que Ciudadanos se ha abstenido.

La diputada del PP Susana Ares ha abogado por mantener la negociación y la concertación y ha pedido al Ejecutivo que “no prescindan de lo firmado por los agentes sociales”.

Ha recordado que el alza del SMI debe ir ligado a un crecimiento real del PIB y ha insistido en que patronal y sindicatos firmaron una subida del 4 % de este salario para 2018 (736 euros al mes en 14 pagas), del 5 % para 2019 (773 euros al mes en 14 pagas) y del 10 % para 2020 (850 euros al mes en 14 pagas).

“Este acuerdo se materializará siempre que la economía registre un crecimiento del PIB real del 2,5 % o superior, y un incremento de la afiliación media a la Seguridad Social superior a las cuatrocientas cincuenta mil personas, todo ello en términos interanuales y según los últimos datos publicados en el momento de determinar el SMI de cada año”, insiste la enmienda a la totalidad del PP.

Por su parte, el diputado de Podemos Alberto Rodríguez ha defendido que la “gente no tiene un duro” por culpa del PP que “facilitó el despido” y ha argumentado que los principales beneficiarios de la subida del SMI serán los jóvenes, las mujeres y los trabajadores precarios.

La diputada del PSOE Tamara Raya ha criticado los argumentos “catastrofistas” del PP sobre destrucción de empleo con la elevación del SMI y ha defendido que el incremento de 900 es un “paso ambicioso, pero sólo un paso para equilibrar la balanza” que el Gobierno del PP “ejecutó” con su reforma laboral.

Desde Ciudadanos el diputado Saúl Ramírez ha dicho que se debe subir el SMI pero que discrepan en la cuantía y en la velocidad del alza y ha recordado que aquellos economistas que la defienden se basan en estudios aplicados a otras economías diferentes de la española.

El diputado de ERC Jordi Salvador ha indicado que apoyan la propuesta de Podemos pero que son “cantidades” que no cubren las necesidades “mínimas de las personas” y que ha avisado que la enmendarán con complementos durante su tramitación.

El diputado del PNV Iñigo Barandiarán ha criticado el bloqueo del PP a esta iniciativa y ha lamentado que los populares digan que el crecimiento del SMI puede alterar el proceso productivo y entorpecer el crecimiento del nuevo empleo.

Carles Campuzano del PDeCAT ha avanzado que durante la tramitación del proyecto de Ley pedirán en sus enmiendas que haya un Salario Mínimo acorde con cada territorio, ya que la propuesta actual de 900 euros es “insuficiente” para Cataluña. EFE

rdm/jlm