El estado de Tennesse vuelve a ejecutar a un preso una década después

El estado de Tennessee ejecutó hoy a un reo por primera vez desde 2009 al suministrar una inyección letal a Billy Ray Irick, que fue condenado a muerte por violar y asesinar a una niña de siete años en 1985. EFE/ARCHIVO

Washington, 9 ago (EFEUSA).- El estado de Tennessee ejecutó hoy a un reo por primera vez desde 2009 al suministrar una inyección letal a Billy Ray Irick, que fue condenado a muerte por violar y asesinar a una niña de siete años en 1985.

A Irick, blanco de 59 años, lo declararon muerto a las 19.48 hora local (20.48 ET) en la Institución de Máxima Seguridad Riverbend, en Nashville, según notificó el Departamento Correccional de Tennessee.

La de hoy fue la primera ejecución en Tennessee desde que el 2 de diciembre de 2009, hace casi nueve años, Cecil C. Johnson Jr. recibiera una inyección letal por matar a tres personas durante un robo en 1980.

Durante esta última década, este estado sureño ha lidiado con una escasez de fármacos para sus inyecciones y con litigios de los abogados de los presos condenados a muerte contra los nuevos componentes que se disponía a utilizar para ejecutarlos.

Hoy, finalmente, los tribunales autorizaron la ejecución de Irick pese a que todavía hay recursos pendientes contra los fármacos utilizados por el estado, concretamente el sedante midazolam, que ha causado problemas en el pasado.

“Si la ley permite que esta ejecución suceda, pese a los minutos finales terribles que Irick puede experimentar, entonces hemos dejado de ser una nación civilizada y aceptamos la barbarie”, dijo la juez del Tribunal Supremo Sonia Sotomayor, en desacuerdo con la decisión tomada por sus colegas.

A Irick lo condenaron a muerte en 1986 por asesinar un año antes a la pequeña Paula Kay Dyer.

Amigo de los padres de Dyer, Irick estaba al cuidado de ella y de cuatro de sus hermanos el 15 de abril de 1985, la noche del crimen.

Cuando Kenny Jeffers -el padre- regresó a la vivienda después de la medianoche, encontró a la pequeña Paula inconsciente y bañada en sangre.

La autopsia determinó que murió de asfixia y que había sido brutalmente sodomizada.

Irick había encerrado en una habitación al resto de niños, que escucharon la macabra muerte de su hermana.

“Los chicos intentaron salir y ayudarla pero no pudieron porque la puerta tenía una barricada. Todavía tienen pesadillas”, explicó la madre de Paula, Kathy Jeffers, en una entrevista reciente con WBIR-TV, una afiliada local de NBC.

Las autoridades detuvieron horas después a Irick, que confesó el crimen.

Hoy, antes de ser ejecutado, sus últimas palabras fueron: “Solo quiero decir que lo siento mucho. Eso es todo”.

Anoche, el estado de Tennessee le sirvió a Irick una última cena a su antojo pero con un presupuesto máximo de 20 dólares, que consistió en una hamburguesa “súper de lujo”, aros de cebolla; y para beber, un refresco de cola.

La de Irick fue la decimoquinta ejecución del año en EE.UU. y la número 1.480 desde que el Tribunal Supremo restituyo la pena de muerte hace cuatro décadas. Tennessee ha ejecutado a siete de estos 1.480 reos.

Tennessee tiene ahora 59 presos en su corredor de la muerte, 14 de ellos con los procesos de apelaciones agotados, por lo que el estado tiene luz verde para ejecutarlos.

De hecho, Tennessee ya tiene programadas otras dos ejecuciones: la de Edmund Zagorski el 11 de octubre por matar a dos hombres durante un robo en 1984 y la de David Earl Miller el 6 de diciembre por asesinar a una mujer con discapacidad mental en 1981.

Contenido relacionado

Sentencian en California a 107 de prisión a asesino de mujeres

Los Ángeles, 9 ago (EFE).- Un hombre de California recibió hoy una sentencia de 107 años de prisión tras ser declarado culpable por agresión a cinco mujeres con el intento de secuestro y abuso sexual, así como de asesinato y tortura, anunció la Fiscalía.

Ulises Omar De La Torre, de 36 años, hallado culpable en marzo por una racha de crímenes en las ciudades de Anaheim y Garden Grove, al sureste de Los Ángeles, perpetrados en el mismo día en menos cinco horas, fue condenado hoy en una corte de Santa Ana, en el condado de Orange.

En la audiencia de sentencia, tres de las víctimas y la madre de otra víctima presentaron “testimonios impactantes” según la información ofrecida por la fiscalía del condado de Orange.

“Cómo puede ver, no fue solo a mí a quien usted atacó esa noche con sus golpes iracundos a mi cabeza y mis brazos cuchillos”, dijo hoy una de las víctimas. “Usted atacó toda mi familia, mi corazón, mi alma y mi razón para todo” agregó.

Otra las mujeres atacadas aseguró que “los primeros meses después del ataque fueron los más difíciles”.

“Tuve problemas con mi apariencia. Era muy difícil caminar en el campus (de la universidad) con la gente mirándome constantemente debido a los moretones, la hinchazón y los puntos de sutura”, añadió.

De acuerdo con la acusación presentada por el fiscal Bobby Taghavi, de la Unidad de Asalto Sexual de la Fiscalía de Distrito del Condado Orange, el 16 de enero de 2014 De La Torre atacó violentamente a una primera mujer con quien inicialmente trató de entablar conversación.

Luego de golpearla en la cabeza para someterla, trató de abusar sexualmente de ella pero huyó tras un forcejeo y ante los gritos de la mujer que pedía auxilio.

Luego entró a la residencia de su segunda víctima a quien atacó cuando ella llegó a su vivienda alrededor de las 7:15 de la tarde, hiriéndola con un cuchillo en un brazo y en la espalda. Cuando el novio de la mujer entró a la vivienda, el hispano huyó del lugar.

Una media hora más tarde atacó a otras dos mujeres cuando entraban a la habitación de un hotel, hiriéndolas también con un cuchillo “en la cabeza, el rostro y los brazos”, para seguidamente huir del lugar al no poder someterlas.

Alrededor de las 9:00 de la noche, una quinta víctima que trotaba notó que alguien la seguía y cuando se volteó para mirar, el hispano la golpeó en el rostro y trató de quitarle la ropa. Igualmente huyó ante la resistencia de la mujer.

El 18 de enero de 2014, luego de la investigación desarrollada conjuntamente por la policía de Anaheim y Garden Grove, que lograron identificar al asaltante, De La Torre fue arrestado.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion