El presidente alemán pide perdón en Atenas por crímenes nazis

El presidente griego, Prokopis Pavlopoulos (2-i), y su homólogo alemán, Frank-Walter Steinmeier (i), llegan al evento “Jóvenes y el futuro de Europa” en el Centro Cultural Fundación Stavros Niarchos, en Atenas (Grecia), este 11 de octubre. EFE

Atenas, 11 oct (EFE).- El presidente alemán, Frank Walter Steinmeier, se disculpó hoy en Atenas, por los crímenes nazis perpetrados durante la Segunda Guerra Mundial en Grecia, pero dejó claro que su país no ve necesidad de indemnizar a las víctimas.

“Pedimos perdón aquí en Grecia por lo que ocurrió. No debemos permitir que el pasado caiga en el olvido, no debemos ignorar nuestra culpa moral y política”, destacó el presidente alemán al ser recibido por el primer ministro griego, Alexis Tsipras.

“Independientemente de que tengamos posiciones jurídicas distintas, nos sentimos en la obligación de contribuir a que no se repita lo que ocurrió entre 1933 y 1945, lo que perpetraron alemanes”, aseveró Steinmeier, dejando así nuevamente claro que Alemania no está dispuesta a hacer frente a ningún tipo de reclamación económica.

Steinmeier es el segundo presidente alemán que se disculpa explícitamente por los crímenes nazis en Grecia, tras su antecesor, Joachim Gauck, que visitó en 2014 el pueblo de Dístomo, donde tuvo lugar uno de los peores masacres de la ocupación nazi.

El primer viaje de Steinmeier a Grecia como presidente comenzó precisamente con una visita al antiguo campamento de concentración de Jaidari, el lugar desde el que decenas de miles de judíos griegos fueron deportados a Auschwitz.

Tsipras, que nada mas asumir el Gobierno en 2015 puso en marcha una comisión para calcular los daños causados durante la ocupación alemana, ha vuelto a recuperar este tema tras abandonar Grecia el programa de asistencia financiera.

En las próximas semanas está previsto que el Gobierno remita al pleno de la Cámara el informe realizado por una comisión parlamentaria encargada de cifrar las posibles reclamaciones.

“No debemos olvidar, tampoco ocultar nuestras diferencias del pasado. Hay que definir como las debatiremos en el ámbito del derecho internacional”, destacó hoy Tsipras, sin entrar en pormenores, pero dejando claro su disposición de acudir a la Corte Internacional de Justicia de La Haya para dirimir este litigio.

Grecia ha calculado que las deudas alemanas por los daños ocasionados durante la ocupación nazi en la Segunda Guerra Mundial, incluyendo los préstamos forzosos que el Ejecutivo heleno tuvo que conceder a los nazis superan los 300.000 millones de euros al cambio actual, incluidos los intereses acumulados, pero sin tener en cuenta indemnizaciones por daños personales.

Según los cálculos realizados por el Parlamento y el Tribunal de Cuentas heleno, de este total 10.300 millones corresponden al préstamo que el III Reich obligó al Gobierno heleno a concederle.

Concretamente, se trata del préstamo obligatorio de 476 millones de reichsmark (moneda utilizada en Alemania hasta 1948) que nunca fue devuelto a Grecia, salvo el primer tramo abonado todavía por el régimen nazi.

A ello se añaden reclamaciones por la devastación de las infraestructuras, algo que los expertos consideran difícil de calcular en la actualidad.

En la Conferencia de París en 1946, en la que se trazó el mapa político de después de la guerra, se había calculado que el monto de las reparaciones ascendían a 309.000 millones de euros (313.855 millones de dólares) al cambio actual.

El Gobierno alemán ha sostenido repetidamente que la disputa sobre las reparaciones es una cuestión que está cerrada y alude a que ya satisfizo a Grecia con un pago en 1960 de 115 millones de marcos.

Alemania siempre rechazó su obligación a pagar reparaciones de guerra a Grecia, con el argumento que el tema fue arreglado con el Tratado de Londres de 1953.

“El tema de las reparaciones ha sido arreglado tanto desde el punto jurídico como político”, remachó nuevamente ayer el portavoz del Gobierno alemán, Steffen Seibert.