Johnson apoya una política “global” del Reino Unido tras el “brexit”

Fotografía de archivo de Boris Johnson, exministro de Exteriores británico. EFE/Archivo

Londres, 11 feb (EFE).- El exministro británico de Exteriores Boris Johnson, posible aspirante al liderazgo conservador, defendió hoy una política “global” del Reino Unido tras el “brexit”, con pilares como el libre comercio y la libertad de expresión.

Johnson participó en Londres en un evento en las oficinas del Parlamento británico para presentar un documento elaborado por el diputado conservador Bob Seely y el experto James Rogers, miembro de la Sociedad Henry Jackson (especializada en política exterior), y que hace propuestas sobre el futuro del país tras el “brexit”.

“Es hora de unirnos a muchos de nuestros amigos en el mundo que creen en un verdadero Reino Unido global, un proyecto que es totalmente consecuente con la historia de este país”, dijo Johnson.

De acuerdo con las recomendaciones del documento, que propone integrar y reorganizar la labor de algunos departamentos del Gobierno, un Reino Unido “global” debe defender el “libre comercio, la libertad frente a la opresión y la libertad de pensamiento”.

El político resaltó la “enorme influencia” de la que, en su opinión, disfruta todavía el Reino Unido en el mundo y que quedó reflejada en la expulsión de diplomáticos rusos dispuesta por varios países en solidaridad con Londres por el caso Skripal.

El antiguo espía ruso Sergéi Skripal y su hija Yulia permanecieron varias semanas hospitalizados en Salisbury, en el centro de Inglaterra, tras ser envenenados el año pasado con un agente nervioso de fabricación militar rusa, incidente que creó una profunda crisis diplomática entre el Reino Unido y Rusia.

Londres tiene “unas relaciones profundas y extraordinarias con muchas partes del mundo. El Reino Unido es global por su historia, su comercio, por la inmigración y emigración”, según el documento.

Entre otras cosas, el texto propone potenciar la labor del Servicio Mundial de la cadena BBC como defensora de los valores británicos.

También propone reorganizar el presupuesto destinado a la cooperación internacional para evitar la burocracia y que la ayuda “llegue” a los países que más la necesitan.

“Esto para nosotros es hacer que el Ministerio de Cooperación Internacional haga mejor su trabajo”, dijo Seely.

Para Johnson, el presupuesto de ayuda “es algo que nos hace ganar amigos y admiradores en todo el mundo”.

El Reino Unido tiene fijada la fecha del 29 de marzo para su retirada de la Unión Europea y, al margen de las negociaciones para alcanzar algún tipo de acuerdo sobre el “divorcio” británico, hay un debate entre el mundo académico y político sobre el futuro del país y sus relaciones internacionales tras el “brexit”.