La eólica, primera fuente de generación eléctrica hasta junio en la Península, con un 22,6 % del total

Molinos del parque eólico de la localidad de Costa Calma en el municipio de Pájara dentro del parque natural de Jandia (Fuerteventura). EFE/Archivo

Madrid, 11 jul (EFE).- La energía eólica fue la primera fuente de generación eléctrica de enero a junio de este año, con un 22,6 % del total producido en la Península, ha informado hoy Red Eléctrica de España (REE), que ha señalado que la producción eólica se ha incrementado un 10,4 % respecto al primer semestre de 2017.

Entre enero y julio se han generado 27.779 gigavatios hora (GWh) de energía eólica gracias a que ha habido más viento que el año pasado.

También las mayores lluvias durante el presente año han incrementado la generación hidráulica, que ha aumentado un 74 % en el semestre respecto al mismo periodo de 2017, que fue un año especialmente seco.

La producción hidráulica ha ascendido en los primeros seis meses de 2018 a 20.821 GWh, un 16,9 % del total peninsular.

Las buenas condiciones meteorológicas que ha habido en el primer semestre del año en curso ha incrementado la producción renovable, que ha representado casi la mitad, el 45,8 % del total de la Península Ibérica, y su participación ha aumentado en 8,5 puntos porcentuales respecto al mismo periodo de 2017.

Las renovables han ido incrementando su presencia en el ‘mix’ de generación peninsular y la potencia instalada de estas tecnologías se incrementó un 53 % en el periodo 2007-2017.

Si se tiene en cuenta la aportación de la energía nuclear sobre el total peninsular, dentro del cual ha representado en el primer semestre de 2018 un 20,6 %, las tecnologías que no emiten CO2 a la atmósfera han supuesto el 67,5 % de la generación en los primeros seis meses del año.

La demanda de energía eléctrica en la Península Ibérica ha alcanzado los 126.411 GWh hasta junio, un 1,2 % más que en los seis primeros meses del año anterior, aunque si se tienen en cuenta el efecto calendario y las temperaturas, se habría incrementado un 1,1 %.

A pesar de este aumento en el acumulado anual, el consumo de energía eléctrica descendió un 6,3 % en el mes de junio con respecto al que hubo en el mismo periodo del año anterior y fue de 20.337 GWh, si bien, descontados los efectos de laboralidad y temperaturas, la demanda fue un 3,2 % menor que en junio del año pasado.

Según REE, la causa principal de la disminución de la demanda con respecto a junio del año pasado se debió a las suaves temperaturas registradas en la primera parte del mes en 2018.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion