Las fuerzas yemeníes y la coalición lanzan un ataque a la estratégica ciudad de Al Hudaida

Fuerzas del gobierno yemení acompañadas por fuerzas de la coalición liderada por Arabia Saudí toman posiciones, tras apoderarse de la provincia de Al Hudeida. EFE/Archivo

Saná, 12 jun (EFE).- Las fuerzas yemeníes, apoyadas por la coalición encabezada por Arabia Saudí, lanzaron hoy una gran ofensiva contra la ciudad portuaria de Al Hudaida, en la costa del Mar Rojo, considerada de importancia estratégica para el abastecimiento de los rebeldes hutíes, según fuentes militares.

Al menos 10.000 soldados de las fuerzas yemeníes, sudanesas, saudíes y emiratíes participan en las operaciones militares, que hoy se dirigen contra el aeropuerto de Al Hudaida, ubicado al sur de la urbe, según las fuentes.

La ONU ha advertido de que una ofensiva en esta ciudad podría afectar a más 600.000 civiles que viven ahora en la urbe y sus alrededores.

La ofensiva, denominada como “Victoria de Oro”, cuenta con el apoyo de los aviones de la coalición árabe, que hoy llevaban a cabo bombardeos contra objetivos en el sur y el este de la ciudad.

Esta es la mayor operación militar lanzada contra una ciudad yemení desde el inicio de la intervención de la coalición árabe en el conflicto, en marzo de 2015.

El ataque se ha iniciado un día después del ultimátum dado por Emiratos Árabes Unidos (EAU) para la rendición de los hutíes y para permitir la evacuación del personal de organizaciones humanitarias.

El ministro de Asuntos Exteriores de EAU, Anuar Gargash, aseguró ayer que la “liberación” de Al Hudaida creará una “nueva realidad” en el conflicto y llevará a los hutíes a sentarse a la mesa de negociaciones.

La gran mayoría de las importaciones de comida, suministros básicos y militares que abastecen a las zonas controladas por los hutíes, grupo chií apoyado por Irán, llegan a través del puerto de Al Hudaida.

El Yemen es escenario de una guerra desde finales de 2014 cuando los rebeldes hutíes tomaron Saná y provincias del norte y el oeste del país y expulsaron al Gobierno de la capital.

El conflicto se recrudeció en marzo de 2015 con la intervención de la coalición de los países árabes suníes, apoyados por Estados Unidos, que actúan en el Yemen a favor de las fuerzas leales al presidente Abdo Rabu Mansur Hadi.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion