Nominan al Nobel de la Paz a tres activistas saudíes encarcelados

Los defensores de los derechos humanos saudíes encarcelados, Abdullah al-Hamid, Waleed Abu al-Khair y Mohammad Fahad al-Qahtani (no fotografiados) reciben el Premio a la Vida Justa, que recogen Omar al-Qahtani (izda) miembro de la familia de al-Qahtani y el abogado de derechos humanos Yahya Assiri (dcha), durante una ceremonia en el Museo Vasa en Estocolmo, Suecia, el pasado mes de noviembre. EFE/Archivo

Copenhague, 11 feb (EFE).- Los activistas de derechos humanos saudíes Loujain al-Hathloul, Abdullah al-Hamid y Nassima al-Sada, encarcelados en su país, han sido nominados al Nobel de la Paz, según anunciaron hoy tres diputadas noruegas.

Los nominados han “arriesgado” sus vidas por impulsar el respeto a los derechos humanos y son “presos de conciencia”, resaltaron las promotoras de su candidatura, las socialistas Karin Andersen y Kari Elisabeth Kaski y la conservadora Heidi Nordby Lunde.

Al-Hatloulse se ha significado por defender el derecho al voto de las mujeres, mientras Al-Sada es cofundadora del Centro Al Adala de Derechos Humanos y ha trabajado en la lucha contra la discriminación femenina y de la minoría chiita.

El profesor Abdullah al-Hamid es uno de los promotores de la Asociación Saudí de Derechos Civiles y Políticos y el año pasado fue galardonado con el denominado Nobel Alternativo, que cada año entrega la fundación sueca Right Livelihood Award.

Según el testamento de Alfred Nobel, el magnate sueco que instituyó los premios hace más de un siglo, pueden designar candidatos al galardón de la Paz catedráticos de universidad en Derecho, Historia y Ciencias Políticas; parlamentarios, antiguos laureados y miembros de tribunales internacionales, entre otros.

Solo si quienes proponen lo hacen público se puede conocer la identidad de los candidatos, ya que el Comité Nobel noruego únicamente publica el número total de aspirantes y no confirma nombres hasta cincuenta años después.

Los Nobel se entregan cada año el 10 de diciembre, coincidiendo con el aniversario de la muerte de su fundador, en una doble ceremonia: en el Ayuntamiento de Oslo, para el premio de la Paz, y en el Konserthus de Estocolmo, para los otros cinco galardones

El congoleño Denis Mukwege y la iraquí Nadia Murad ganaron el Nobel de la Paz el año pasado por “sus esfuerzos para terminar con el uso de la violencia sexual como arma de guerra y en conflictos armados”, según el fallo difundido en octubre pasado.