Nuevo México apuesta por la energía renovable con nueva legislación

La gobernadora de Nuevo México , Michelle Lujan Grisham, habla con “soñadores” llegados desde veinte estados diferentes para pedir una solución “limpia, rápida y permanente”, el miércoles 10 de enero de 2018, cerca del Capitolio en Washington, DC (EE.UU.). EFE/Archivo

Tucson (AZ), 22 mar (EFEUSA).- La gobernadora de Nuevo México, Michelle Lujan Grisham, firmó hoy una ley estatal para que la mitad de la energía del estado sea renovable en el 2030 y llegue a un 80 por ciento en el 2040.

La legislación establece nuevos estándares de energía renovable en Nuevo México y ofrece un camino para dejar atrás la energía a base de carbón, al tiempo en que se establece un sistema de entrenamiento y asistencia de transición para las comunidades afectadas.

La nueva ley, conocida como “Acta de transición de energía”, una de las más ambiciosas del país, elimina en un 100% la producción de energía proveniente del carbón a industrias de inversionistas privados para el 2045, y así como para el 2050 a cooperativas rurales eléctricas.

“Esta ley cambia fundamentalmente la dinámica de Nuevo México. (…) es una promesa para las futuras generaciones que se beneficiarán de un medio ambiente más limpio y una economía de energía robusta, con oportunidades de trabajo”, dijo Luan Grisham en un comunicado de prensa.

“Lo más importante es que no deja a los trabajadores afectados y a sus vecindarios atrás”, agregó.

La nueva legislación provee un proceso de transición prometiendo reducir el costo de producción y la tarifa a consumidores, al mismo tiempo que asegura millones de dólares a la economía.

“A diferencia de otros estados, esta legislación no deja atrás a las comunidades que dependen de la industria del carbón, sino invierte en estos trabajadores y sus comunidades para que formen parte de la energía renovable del futuro”, dijo por su parte el Senador estatal Jacob Candelera, uno de los impulsores de la medida.

La legislación establece la creación de dos nuevos fondos para el desarrollo económico y el entrenamiento de empleados de la planta de carbón de San Juan y de la mina de esta misma localidad.

Otros estados también están impulsando medidas para incrementar su producción de energía renovable, utilizando fuentes como el viento y la energía solar.

Esta semana, legisladores en Nevada presentaron una legislación que duplica la producción de energía renovable para el 2030 y elimina la energía de carbón en un 100% para el 2050.