Republicanos y demócratas alcanzan un acuerdo para evitar un nuevo cierre en EE.UU.

Reporteros siguen este lunes al senador republicano de Alabama Richard Shelby (c) mientras sale de las conversaciones sobre seguridad fronteriza en el Capitolio, en Washington. EFE

Washington, 11 feb (EFE).- Republicanos y demócratas en el Congreso de Estados Unidos anunciaron este lunes un acuerdo tentativo para evitar un nuevo cierre parcial administrativo, el viernes, que incluye financiación para el muro fronterizo.

“Hemos alcanzado un acuerdo en principio entre nosotros en todo lo que se refiere a seguridad nacional y las otras seis leyes”, afirmó a periodistas el senador republicano Richard Shelby, quien explicó que la proximidad de un nuevo cierre administrativo puso en alerta a los legisladores.

El pacto incluye unos 1.375 millones de dólares para construir unos 88,5 kilómetros de muro fronterizo con México, según The Washington Post, lejos de los 5.600 millones de dólares que reclamaba el presidente Donald Trump para unos 322 kilómetros).

El acuerdo debe contar ahora con el visto bueno de Trump, que aún no se ha pronunciado al respecto y que tiene que ratificarlo si el Congreso llega a aprobarlo para que así sirva para evitar el cierre administrativo cuando se agoten los fondos actuales el viernes.

Preguntado Shelby sobre si la Casa Blanca apoya el acuerdo, este respondió: “Eso creemos. Eso esperamos”.

Por su parte, la congresista demócrata Nita Lowey, que participó de las negociaciones, dijo que la presidenta de la Cámara Baja, Nancy Pelosi, apoya el pacto y que esperan presentar un proyecto de ley definitivo este miércoles.

“Algunos se alegrarán, otros no se alegrarán”, agregó Lowey, sobre cómo recibirán sus colegas demócratas el acuerdo.

Demócratas y republicanos llevaban semanas negociando después de que el desacuerdo entre ambos sobre la seguridad fronteriza produjese entre diciembre y enero un cierre administrativo de 35 días, el más largo de la historia en Estados Unidos.

Los demócratas habían reclamado una importante reducción de camas en los centros de detención de inmigrantes del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE, en inglés), lo que llevó a suspender las negociaciones durante el fin de semana.

Sin embargo, los demócratas renunciaron finalmente a esa demanda, según The Washington Post.

“No solo no quieren darnos dinero para el muro, tampoco quieren darnos el espacio para detener a asesinos, criminales, narcotraficantes y traficantes de personas”, había afirmado hoy Trump, quien también dijo que evitar el nuevo cierre administrativo “depende de los demócratas”.

Contenido relacionado

Trump dice que “depende de los demócratas” que el Gobierno se paralice de nuevo

Washington, 11 feb (EFE).- El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, opinó este lunes que “depende de los demócratas” que este fin de semana se paralice de nuevo la Administración federal por falta de fondos, al iniciar una visita a la frontera con México para continuar con su campaña a favor de la construcción de un muro en ese límite.

“Depende de los demócratas”, dijo Trump a los periodistas en la Casa Blanca, al ser preguntado sobre si volverá a haber un cierre parcial de la Administración a finales de esta semana.

Este viernes expira la legislación que dotó temporalmente de fondos al Gobierno a finales de enero, y que puso fin a una paralización de 35 días de numerosas actividades de la Administración debido al desacuerdo en torno a la financiación del muro que Trump quiere construir en la frontera con México.

Un comité bipartidista con miembros de la Cámara Baja y del Senado lleva dos semanas negociando para llegar a un acuerdo sobre inmigración que pueda adherirse a un nuevo presupuesto, y evitar así que se repita la parálisis parcial.

En ese clima político, Trump se desplazó este lunes hacia la ciudad fronteriza de El Paso (Texas) para ofrecer su primer mitin de este año, mientras que el excongresista demócrata Beto O’Rourke prepara un acto alternativo en la urbe a la misma hora.

“Vamos a El Paso. Tenemos una fila (de gente que quiere entrar al mitin) que ya es muy larga. Y tengo entendido que nuestra competencia también tiene una fila, pero es una fila pequeña, diminuta”, aseguró el mandatario.

Trump arremetió contra un plan de los demócratas para limitar el número de camas que el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE, en inglés) puede mantener en sus centros de detención.

“No solo no quieren darnos dinero para el muro, tampoco quieren darnos el espacio para detener a asesinos, criminales, narcotraficantes y traficantes de personas”, sentenció Trump.

El Gobierno de Trump pidió el mes pasado 4.200 millones de dólares al Congreso para apoyar el mantenimiento de 52.000 camas en sus centros de detención de inmigrantes, un notable aumento respecto a las alrededor de 40.000 actuales.

Los demócratas creen que, con ese aumento, ICE busca detener también a indocumentados sin historial criminal, y quieren usar las negociaciones para establecer un límite de 35.520 camas para el resto de este año fiscal, entre ellas un máximo de 16.500 para los detenidos dentro de EE.UU.

El subdirector en funciones de ICE, Matt Albence, advirtió de que recortar los fondos para los centros de detención de su agencia sería “extremadamente dañino para la seguridad pública del país”.

En una conferencia de prensa telefónica, Albence confirmó que ICE mantiene detenidos a unos “20.000 o 22.000” indocumentados que fueron captados en el interior del país, “la mayoría con historial criminal”, y denunció que un recorte de fondos obligaría a su agencia a “liberar” a algunos de ellos.