SheFighter, el proyecto que empodera a las mujeres de Oriente Medio con artes marciales

SheFighter, el proyecto que empodera a las mujeres de Oriente Medio con artes marciales 

Alumnas en el estudio de SheFighter durante una clase de autodefensa. “Si crees que serás atacada en algún momento de tu vida, significa que puedes serlo”. EFE

Lisboa, 11 oct (EFE).- “Si crees que serás atacada en algún momento de tu vida, significa que puedes serlo”. Así recibe a sus alumnas la jordana Lina Khalifeh, creadora de SheFighter, un pionero proyecto que enseña a pelear a las mujeres de Oriente Medio para no tener miedo en la calle y tomar las riendas de sus vidas.

Niñas, adolescentes, universitarias, madres y hasta abuelas; todas son recibidas en el estudio de Khalifeh, que expone ahora su experiencia en una entrevista a Efe durante una conferencia que la Unión del Mediterráneo ha celebrado este miércoles y jueves en Lisboa, donde su iniciativa ha llamado poderosamente la atención.

SheFighter, el primer estudio de autodefensa de Jordania, nació en 2012 y se ha extendido a todo Oriente Medio de forma meteórica, enseñando en el proceso a más de 10.000 mujeres que ahora no solo saben cómo reaccionar a una agresión, sino que han mejorado su autoestima y, con ella, impulsado su empoderamiento en la sociedad.

“Yo me enfoco en empoderar mujeres psicológica y físicamente, no solo físicamente. Trabajo mucho con su autoestima, su confianza en sí mismas, sus creencias, para construir una mejor sociedad, para que se conviertan en líderes y emprendedoras, para que sean independientes. Ese es mi objetivo principal”, expone Khalifeh.

Esta joven jordana, que cuenta con veinte medallas en taekwondo -“tres de ellas cinturón negro”, subraya con la mirada fija- apunta que la idea surgió tras ver la confianza en sí misma que ganó gracias a sus éxitos deportivos.

“No tengo miedo a fallar, no tengo miedo a arriesgarme, y quería enseñar a las mujeres eso. Decirles: no pasa nada si fallas, no pasa nada si eres rechazada, no pasa nada si caes a veces, si pierdes a alguien que amas, pero necesitas seguir adelante”, sostiene.

“Encontré aquello que me hace seguir adelante y quería darlo a otras mujeres”, resume.

El resultado son programas especializados según la edad y objetivos de las alumnas, a las que SheFighter instruye para eliminar los miedos que cercan su vida.

“Si crees que serás atacada en algún momento de tu vida, significa que puedes serlo. Tienes que eliminar esta idea y afrontar tus miedos, y eso lo haces en el entrenamiento. Si lo afrontas, no lo volverás a sentir”, promete.

Y es que, agrega, una vez se cuenta con estos conocimientos “si alguien quiere hacerte daño, sabes lo que hacer”.

“Incluso aunque no lo sepas al 100 %, al menos tienes el conocimiento para afrontarlo”, apunta.

Khalifeh, que ha enseñado también a refugiadas sirias en los últimos tiempos, está convencida de que la seguridad que se adquiere al aprender autodefensa implica que baje la posibilidad de ser atacada.

“Si estás bien entrenada en autodefensa y artes marciales estarás con mucha confianza y automáticamente no atraerás ningún ataque hacia ti. Tendrás mucha confianza en que no te harán daño”, señala.

El éxito de su proyecto le ha llevado a viajar a casi todos los continentes, donde ha visitado numerosos países y conocido cientos de mujeres para llegar a una conclusión demoledora: todas necesitan este conocimiento.

“He estado en Hong Kong, en Europa, Sudamérica, países de África, Estados Unidos, Oriente Medio… Lo necesitan todas las mujeres. Hay mujeres que tienen que admitir que lo necesitan en algunos países, donde sienten que son suficientemente poderosas sin entrenamiento de autodefensa y artes marciales”, cuenta.

Sobre ellas, agrega: “entiendo que aún crean que son lo bastante poderosas, pero el entrenamiento les dará una vida mejor, más confianza en sí mismas y las herramientas para responder si son atacadas en su país o fuera. Sabrán que hacer”.

Por Cynthia de Benito

Contenido relacionado

La apuesta por las jóvenes cierra la cita de mujeres mediterráneas en Lisboa

Lisboa, 11 oct (EFE).- La conferencia sobre empoderamiento femenino organizada en Lisboa por la Unión del Mediterráneo (UpM) concluyó hoy con un debate sobre el potencial de las jóvenes de la región para lograr cambios que permitan la igualdad real.

El evento ha reunido durante dos días en la Fundación Champalimaud, a las afueras de la capital lusa, a más de trescientos expertos, la inmensa mayoría mujeres del Mediterráneo que han debatido sobre cómo conseguir una igualdad real.

Se trata de un objetivo que tendría enormes beneficios no solo para las mujeres, sino para el conjunto de la sociedad: estudios recientes estiman que, si existiera paridad en la participación de hombres y mujeres en el mercado laboral, el PIB regional podría verse incrementado hasta en un 47 % en la próxima década.

El impacto, apuntan estas investigaciones, rondaría los 490.000 millones anuales en la región.

La jornada de cierre ha estado marcada por las expectativas depositadas en las jóvenes del Mediterráneo, a las que se ha dedicado un panel que ha abordado cómo ellas pueden avanzar en la igualdad real.

Asimismo, se han presentado dos publicaciones, una sobre la promoción del empoderamiento femenino y otra que aborda el rol de la mujer en áreas rurales.

El evento de Lisboa ha sido especialmente relevante porque es el primero que se realiza tras la declaración para fomentar la igualdad de género adoptada en la conferencia ministerial del organismo sobre el Fortalecimiento del Papel de la Mujer en la Sociedad, que se celebró el año pasado en El Cairo.

Así, se ha hecho balance de dicho documento, apuntando “las buenas y malas experiencias” recogidas durante los últimos doce meses, sostuvo en declaraciones a Efe la vicesecretaria general para asuntos sociales y civiles de la UpM, Laurence Païs.

El encuentro, que ha destacado proyectos innovadores como SheFighter, un estudio jordano de artes marciales que ha enseñado autodefensa a más de 10.000 mujeres en Oriente Medio, ha contado también con una relevante participación de mujeres con altos cargos institucionales.

Ha sido el caso de la alta representante de la Unión Europea para la Política Exterior y de Seguridad, Federica Mogherini, quien a través de un vídeo llamó la atención sobre los muchos obstáculos que millones de mujeres afrontan aún en la región.

“El objetivo es que cada mujer pueda realizar sus sueños, sin importar dónde ha nacido, cómo va vestida o lo que los hombres piensen de ella”, señaló la diplomática italiana.

Asimismo, han intervenido la presidenta de Malta, Marie-Louise Coleiro Preca, y las ministras responsables de igualdad de género en Portugal, Maria Manuel Leitão Marques; en Jordania, Hala Lattouf, y en Túnez, Nééziha Labidi.

Se trata de la Cuarta Conferencia de alto nivel de la Unión por el Mediterráneo sobre el empoderamiento de la mujer en la región y la primera que se realiza fuera de la ciudad sede del organismo, Barcelona.

La Unión, creada en 2008, agrupa a 43 países europeos y mediterráneos del sur.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion