Vicepresidente chino pide diálogo y respeto para desarrollar lazos China-EEUU

El vicepresidente de China, Wang Qishan. EFE/Archivo

Pekín, 11 ene (EFE).- El vicepresidente de China, Wang Qishan, aseguró que el respeto mutuo y la resolución de las diferencias mediante el diálogo son clave para el desarrollo “sano y estable” de las relaciones entre su país y Estados Unidos, informa la agencia estatal de noticias, Xinhua.

Así fue como se pronunció Wang durante una gala en honor del cuadragésimo aniversario del establecimiento de relaciones diplomáticas oficiales entre China y Estados Unidos, activas desde el 1 de enero de 1979, cuando Washington decidió cambiar su reconocimiento de Taipéi a Pekín.

“China y Estados Unidos deben respetar mutuamente su soberanía y sus intereses de seguridad y desarrollo, así como gestionar adecuadamente y controlar las diferencias a través del diálogo y las consultas. Esto es clave para el desarrollo sano y estable de las relaciones bilaterales”, apuntó el mandatario.

En opinión de Wang, las relaciones entre ambos países han ido forjándose a lo largo de estos años pese a las “vicisitudes”, y han conseguido logros “inimaginables hace cuatro décadas” que han “fomentado la paz mundial, la estabilidad y la prosperidad”.

Ahora que la relación entre ambas potencias no pasa por su mejor momento, el político comunista considera que hay que “tener en mente las aspiraciones originales del establecimiento de las relaciones diplomáticas y atenerse a los fundamentos de coordinación, cooperación y estabilidad”.

“Ambas partes deberían respetarse mutuamente y buscar puntos en común mientras apartan las diferencias y se adhieren (…) a los importantes consensos alcanzados por los líderes de los dos países”, agregó el vicepresidente chino.

Los lazos entre Pekín y Washington atraviesan una época de tensión debido a la guerra comercial que mantienen, aunque equipos negociadores de ambos países se reunieron en Pekín durante los tres primeros días de esta semana y, pese a que no se hizo público ningún tipo de acuerdo, pactaron seguir en contacto.

El presidente de China, Xi Jinping, y el de Estados Unidos, Donald Trump, declararon una tregua comercial de 90 días el pasado 1 de enero, por lo que el plazo para alcanzar un acuerdo definitivo expira el próximo 1 de marzo.

Asimismo, en estos últimos meses se han vivido otros conflictos diplomáticos como la detención en Canadá, aunque a petición de Washington de la directora financiera de la tecnológica china Huawei, Meng Wanzhou, acusada por Estados Unidos de violar las sanciones a Irán.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion