16 septiembre 2020

A la Espera del Debate Presidencial en USA

Cada día el panorama social de los Estados Unidos luce más candente y turbulento debido a la radicalización de los dos bandos que priman en su política.

Cada día el panorama social de los Estados Unidos luce más candente y turbulento debido a la radicalización de los dos bandos que priman en su política. De un lado tenemos un Partido Demócrata que busca regresar al poder de la mano del ex vicepresidente Joe Biden, y del otro lado se encuentra un Partido Republicano que busca mantenerse en el poder desde la casa blanca con el presidente Donald J. Trump.

El partido demócrata después de su salida del poder ha sido permeado por una corriente abiertamente socialista, encargada de manejar el activismo a través de grupos de los denominados »justicieros sociales» como Black Lives Matter y Antifa; organizaciones que ante un partido sin propuestas, ni figuras determinantes, han sido sus mejores aliados a la hora de hacer oposición manteniendo con vida al partido azul.

Por otra parte el presidente Donald Trump ha tenido que enfrentarse a acusaciones de que fue ayudado por los rusos a ganar las elecciones de 2016, que representa un peligro para los Estados Unidos y muchas otras acusaciones que diariamente son alimentadas por los medios de comunicación masivos, quienes su mayoría evidentemente no simpatizan con el mandatario estadounidense por su forma poco diplomática. A pesar de todo esto en el año 2018 el Partido Republicano viene de ampliar su ventaja en el Senado y Trump fue proclamado a unanimidad nuevamente como candidato del partido rojo para presentarse en las elecciones del próximo 3 de noviembre.  

La mayoría de los analistas y las encuestas dan ganador al ex vicepresidente Joe Biden, tal y como pasó en 2016, elecciones que todos daban ganadora a Hillary Clinton. Otras encuestas como Rasmussen (de las pocas que acertó que Trump ganaría las elecciones) y algunos analistas como en nuestro caso, que para el proceso de 2016 fuimos de los pocos que predijimos el triunfo electoral de Donald Trump, hemos expresado que la reelección es un hecho y que los republicanos conservarán la presidencia alcanzando sobre los 300 delegados (se necesitan 275 para ganar la presidencia).

Más allá de lo que predigamos los analistas o indiquen las firmas encuestadoras, lo que realmente decide las elecciones moviendo un alto porcentaje de electores independientes es el famoso debate presidencial. Este encuentro ya es una costumbre ininterrumpida para el pueblo estadounidense desde 1972 (el primero fue realizado en 1960: Kennedy vs Nixon).

De cara a este proceso del 2020, el debate presidencial consistirá en 3 encuentros sin cortes comerciales que han sido organizados por el periódico Washington Post  y se transmitirán en vivo de 9:00 p.m a 10:30 p.m (hora del este). La fecha del primer debate está pautada para el martes 29 de septiembre en la Universidad de Case Western (Cleveland, Ohio) y será moderado por Chris Wallace, presentador de la cadena FOX. Este primer debate se dividirá en 6 bloques de 15 minutos para tratar temas diversos que serán anunciados por el moderador la semana anterior al encuentro.

El segundo debate presidencial se realizará el martes 15 de octubre en el salón de conciertos del Centro de Arte Arienne Arsht (Miami, Florida) y será moderado por el periodista Steve Scully, editor político de la televisora C-SPAN. La dinámica para este debate será tipo encuentro comunitario ‘’town hall’’, en el cual las personas que vivan cerca del área de Miami podrán hacer sus preguntas. El tercer y último debate presidencial está pautado para el 22 de Octubre en la Universidad de Belmont (Nashville, Tennessee) con la moderación de la periodista Kristen Welker, corresponsal para la casa blanca de la cadena NBC. Al igual que el primero, este último encuentro contará con 6 bloques de 15 minutos y los temas a tratar serán anunciados la semana anterior al mismo.    

En adición a los debates presidenciales, el Washington Post también hará un debate vicepresidencial entre el actual vicepresidente Mike Pence y su rival demócrata Kamala Harris para el 7 de Octubre desde la Universidad de Utah en Salt Lake City. Este debate consistirá en 9 segmentos de 10 minutos sin pausas comerciales y será moderado por Susan Page, jefa de prensa en Washington del periódico USA Today.

A pesar de estar todo montado para estos debates, aún no se sabe si habrá público en ellos, si los candidatos aparecerán juntos en el escenario o de manera virtual. El equipo de campaña del  presidente Trump ha solicitado al comité organizador que ambos candidatos aparezcan juntos en escena, pedido al cual aún no se le ha dado respuesta; sino que la comisión organizadora únicamente ha manifestado que seguirá los protocolos de seguridad sanitaria del Centro de Salud de Cleveland, institución elegida  como asesora en esta materia para los debates.  

Nosotros entendemos que el espíritu de estos debates es que los candidatos se encuentren juntos en el escenario, algo que puede ser posible tomando en cuenta las medidas sanitarias y de distanciamiento, tal y como ambos candidatos presidenciales han venido haciendo a lo largo de sus campañas. Biden y Trump han realizado numerosos mítines, paradas y reuniones a lo largo del territorio estadounidense.  Todo el mundo está a la expectativa de estos debates presidenciales, por lo que esperamos que no existan contratiempos y puedan realizarse, de esta manera quedará complacido el electorado y sobre todo, se seguirá fortaleciendo el ejercicio democrático.