A un esquiador finlandés se le congela el pene en los 50 km libre de Pekín 2022… y no es la primera vez

A un esquiador finlandés se le congela el pene en los 50 km libre de Pekín 2022… y no es la primera vez

La prueba más dura de los Juegos Olímpicos de invierno, tanto por su distancia como por las condiciones en las que se disputó, fue la de 50 kilómetros acortada a ‘solo’ 30. Las durísimas condiciones climáticas con temperaturas de entre -15ºC y -30ºC y fuertes rachas de viento obligaron a recortar el recorrido, pero aún así fue una pesadilla para los competidores.

Uno de los que peor lo pasó fue el finlandés Remi Lindholm. Cuando llegó a la meta en el Estadio Olímpico de Zhangjiakou, tuvieron que acompañarle hasta el vestuario, donde pidió una bolsa térmica con urgencia. No tenía problemas en las manos, los pies, la cara o el pecho, sino en una zona mucho más sensible y delicada: el pene. Según él, llegó con el pene congelado.

En declaraciones al medio finés ‘Iltalehti‘, Lindholm explica que sentía un dolor fortísimo en la zona que incluso le impedía andar. «Un dolor insoportable. Solo quería llegar para que me pusieran una bolsa caliente en mis partes», explicó, antes de confirmar que «cree» que sí podrá mentener su capacidad reproductora.

«Solo quería llegar para que me pusieran una bolsa caliente en mis partes»

Lo irónico de este curioso caso es que no es la primera vez que le ocurre. Lindholm asegura que ya en la Copa del Mundo de Ruka, en su país natal, le pasó lo mismo y también llegó a meta con el pene congelado. 

«Ristomatti Hakola (otro esquiador finlandés) usa calzoncillos especiales que le protegen las extremidades inferiores. ¿Alguna vez has probado unos similares?», le cuestionan desde el citado medio. «Tendré que pedirle consejo. Ahora es un poco tarde, porque Ristomatti se fue a casa el viernes», señaló.

Pese al incidente, Lindholm (que había sido 25º en el esquiatlón y 45º en los 15 km) completó los casi 30 kilómetros finales de la prueba de 50 km (se quedaron en 28,4) en una más que aceptable 28ª posición. El vencedor fue el ruso Alexander Bolshunov, mientras que el español Imanol Rojo fue 21º.

Aunque difícil, porque antes se contrae hasta casi introducirse en el cuerpo, no es imposible la congelación del pene. En situaciones de mucho viento y bajísimas temperaturas, unido a una ropa no adecuada para la protección térmica (como ocurrió), sí se puede dar.

No obstante, diversos medios finlandeses citan a urólogos expertos que apuntan a que lo que sufrió Lindholm probablemente no fuera una congelación del pene como tal. 

«Seguramente sufrió una prostatitis. Aquellos que son sensibles pueden sufrir una irritación en la próstata, que puede durar semanas y cuyo dolor también se manifiesta en el pene. Por lo general, el síntoma es un entumecimiento en la parte inferior del abdomen, a veces también entre el escroto y el ano. No suele ser muy intenso, pero puede molestarte, por ejemplo, cuando te acuestas. A veces también puede ser difícil orinar», señalan.