Aeropuerto de Bávaro,Asonahores y Confotur

Terrenos en donde se tiene previsto la construcción del Aeropuerto Internacional Bávaro.

SANTO DOMINGO. El mismo día que el presidente Danilo Medina emitió el decreto 270-20 para aprobar el establecimiento del Aeropuerto Internacional de Bávaro, la Asociación de Hoteles y Turismo de la República Dominicana (Asonahores) externó su queja ante el Consejo de Fomento Turístico (Confotur) por la manera como se estaba manejando el proyecto. “Entendíamos que este proyecto debía ser sometido como una aprobación de clasificación provisional toda vez que el mismo carecía de los permisos correspondientes, como lo era el Decreto de Aprobación de Concesión del que debe disfrutar toda infraestructura portuaria”, indica una carta fechada 21 de julio de 2020, enviada a Confotur por la directora legal de Asonahores, Alba Marina Russo, en representación de Andrés Marranzini, quien representa al gremio turístico y hotelero ante el Consejo. La carta, recibida en el consejo el día 23 de ese mes, se envió para reforzar el parecer de Asonahores sobre distintos puntos aprobados en una reunión del Confotur realizada el pasado 16 de julio, en la que se conoció la clasificación definitiva del Aeropuerto Internacional de Bávaro, según se explica en la correspondencia. “Al indicarnos que no era obligatorio pasar primero por un proceso de aprobación de clasificación provisional, y sobre un entendido de que la ley y el reglamento no exigen un decreto de concesión, indicando, además, que es la primera vez que se somete a aprobación de Confotur la clasificación de un aeropuerto, solicitamos entonces, por vía de consecuencia, que dicho punto sea pospuesto, toda vez que, en ausencia de la normativa o precedente, debe de ser estudiada de forma detallada cuál sería la documentación necesaria para someter la clasificación definitiva de un aeropuerto y que los miembros del Consejo tuvieran la oportunidad de tomar una decisión debidamente estudiada e informada. Dicha solicitud fue denegada”, se indica en la carta.