Alonso comienza los test de Bahréin con problemas y Mercedes asusta con su último ‘truco’; Sainz, imparable, segundo

Alonso comienza los test de Bahréin con problemas y Mercedes asusta con su último ‘truco’; Sainz, imparable, segundo

La Fórmula 1 afronta sus últimos ensayos de pretemporada en Bahréin, circuito que abrirá la temporada 2022, y ya ha dejado su primera sorpresa: Mercedes ha cambiado radicalmente el concepto de su coche mostrado en Barcelona y el W13 que ha salido a pista en Sakhir tiene unos pontones laterales casi inexistentes.

Las dudas que ha generado incluso sobre su legalidad será uno de los temas a tener en cuenta durante estas tres jornadas, que comenzaron con Ferrari de nuevo como el equipo más solvente: Charles Leclerc, que fue el más rápido por la mañana, y Carlos Sainz, sólo fueron superados por un Pierre Gasly que buscó dar una vuelta rápida en la última media hora del día. El madrileño, 2º de la jornada, dio un total de 52 vueltas por la tarde con 64 del monegasco por la mañana. No hubo ningún problema técnico y eso, en los test, es lo principal.

El problema del ‘porpoising’ o ‘marsopeo’ fue constante, especialmente en el polémico monoplaza plateado pero no únicamente. Lewis Hamilton superó con solvencia las 50 vueltas matutinas (dio 62) antes de dejar su sitio a George Russell, por la tarde. El británico completó 60, aunque tuvieron que retocar el ‘set up’ del coche para afinar los problemas de agarre, especialmente en las curvas rápidas como la 10.

En Alpine no acaban de recuperar sensaciones. Esteban Ocon fue el encargado de rodar con el A522 en la sesión matutina mientras que la tarde fue para Fernando Alonso. No fue un día positivo, ni mucho menos.

Por la mañana, el galo estuvo durante casi una hora parado en boxes después de dar una sola vuelta de formación por un problema de refrigeración, aunque acabó saliendo para completar su tanda. No fue especialmente rápido, pero tampoco especialmente lento: al menos sí activaron el DRS, algo que no hicieron en los tres días de Barcelona.

El problema es que esos fallos con la temperatura de la unidad de potencia se reprodujeron por la tarde. Alonso apenas había dado 13 vueltas (y ni mucho menos rápidas) cuando le ordenaron entrar de nuevo al garaje. Los mecánicos, cariacontecidos, se vieron forzados a desnudar el coche para ajustar diversas piezas, especialmente en el lado derecho del A522.

Cuando restaba poco menos de una hora, el asturiano regresó a pista. Dio un par de vueltas de instalación para comprobar que todo estaba en orden y regresó de nuevo al circuito para intentar completar al menos parte del plan previsto para el día. Dio un total de 24 giros, pero la sensación de pérdida total de la jornada estuvo muy presente. Al menos le dio tiempo a pelear con Lance Stroll en pista, lo que demostró que estos coches sí pueden acercarse.

La sesión acabó de manera abrupta. Sergio Pérez, el piloto más trabajador del día (dio 138 vueltas), trompeó cuando iba lento de vuelta a boxes y dejó empanzado su Red Bull. Un problema menor antes de que este viernes se suba al coche el campeón Max Verstappen.

Placeholder mam module

Sigue en directo el primer día de test de Fórmula 1 en Bahréin