Alpine da la campanada con ‘dos’ A522: el rosa, protagonista del arriesgado coche que pilotarán Alonso y Ocon

Alpine da la campanada con ‘dos’ A522: el rosa, protagonista del arriesgado coche que pilotarán Alonso y Ocon

Alpine ha sido, con diferencia, el más innovador en su presentación del A522. El monoplaza con el que Fernando Alonso apurará sus opciones de conquistar el ansiado tercer campeonato del mundo de Fórmula 1 y con el que Esteban Ocon tratará de devolver la confianza sobre él se mostró en París por duplicado.

El nuevo coche de Enstone tuvo dos versiones. La primera, situada a orillas del Sena, dejó a todos anonadados: en cuanto se retiró la lona, se pudo ver un monoplaza (más bien, una maqueta) totalmente rosa que perdía prácticamente todo su azul original para hacer hueco al color del patrocinador BWT. Minutos después, en el escenario del recinto donde estaban hablando los protagonistas, desvelaron un coche con los colores previos invertidos y el azul con el previsible protagonismo total.

El motivo es puramente económico. Alpine llevará la decoración rosa en las dos primeras carreras del año, en Bahréin y Arabia Saudí, para conmemorar el acuerdo con BWT, su nuevo patrocinador patrocinador principal.

Estrictamente, los dos coches que se mostraron en París no fueron más que maquetas. El coche real está ya en Barcelona, donde este martes Fernando Alonso se pondrá a rodar por primera vez durante un ‘filming day’. Por eso, hay que guardar cierta cautela a la hora de analizar este coche mostrado en París.

Un coche con una apuesta muy personal

Sin embargo, sí se vieron algunas de las soluciones que se pueden intuir en este coche. Y la noticia está tanto en lo que se ve como en lo que no se ve a simple vista.

Uno de los puntos más destacados del monoplaza, y que no cambiará mucho en el coche final, son los pontones. Muy estrechos y alargados, similares a los que se vieron en Ferrari, pero llevando al extremo este concepto. Esto se debe a la nueva construcción de la unidad de potencia, según explicó Matt Harman, director técnico del equipo. Además, como se ve en las tomas semicenitales, el Alpine A522 apuesta por una rampa lateral de los pontones a las ruedas traseras que no se ha visto en otros monoplazas ya presentados y rodados. 

Alpine A522Alpine F1 Team

El morro fino y redoondeado acaba en un alerón delantero más parecido al Mercedes (redondeado, tubular y acabado de forma suave) que a los Aston Martin (aplanado) o los Ferrari (redondeado pero acabado en pico). La tapa motor cuenta con unas alargadas branquias sobre un abombamiento en los laterales que viene a confirmar que esa unidad de potencia es notablemente grande. ¿Beneficio o perjuicio? Solo se sabrá cuando estén en pista en comparación a los otros coches.

Una revolución de arriba abajo

Las expectativas sobre este monoplaza son altísimas y para ello han dedicado buena parte de esta pretemporada a una profunda reestructuración del equipo directivo, que ha culminado con el fichaje de Otmar Szafnauer como jefe de equipo. El que fuera general de Force India, Racing Point y Aston Martin (el mismo equipo, distintas nomenclaturas) llega a la escuadra anglofrancesa con un prestigio muy ganado y la certeza de que su carácter puede imprimirles ese extra que no tuvo el fallido triunvirato de Rossi, Budkowski y Brivio (solo queda el primero, el segundo fue despedido y al tercero le mandaron a dirigir la cantera) en el primer año del equipo bajo la nombre Alpine.

El A522 tendrá una de sus grandes esperanzas puestas en el motor. Después de varios años donde ha sido ahí donde han padecido más problemas, la apuesta por la potencia ha sido clave en su diseño. Desde la fábrica de Viry-Chatillon han creado una unidad cuya construcción determina la forma final del monoplaza.

Optimismo comedido

La evolución del A521 hace pensar en positivo en el seno de Alpine. Aunque comenzó siendo uno de los coches que penaban en la zona más trasera de la parrilla, al final acabaron la temporada con una victoria (Esteban Ocon en Hungría) y un podio (Fernando Alonso en Catar). La buena labor de equipo y la sensación de que sus dos pilotos han cuadrado muy bien invita al optimismo con reservas.

Todo lo que sea tener este vistoso coche en la zona de puntos de manera constante será un objetivo realista, si bien aún queda por ver en qué situación arrancan. La primera oportunidad para ver el A522 de verdad en pista (aún no está claro de qué color) será este mismo martes en Montmeló. En ese momento se podrá empezar a intuir si ‘El Plan’ va por donde está previsto o no.