Alpine y las incógnitas del A522: ¿será un coche ganador para cumplir con las expectativas de ‘El Plan’ de Alonso?

Alpine y las incógnitas del A522: ¿será un coche ganador para cumplir con las expectativas de ‘El Plan’ de Alonso?

Llegó el día más esperado para los aficionados de Fernando Alonso. Alpine presentará el A522, el monoplaza con el que entrarán en la temporada 2022 para, si sale decente, pelear por podios e incluso victorias.

No será un reto fácil, y a grandes objetivos, soluciones revolucionarias. En las últimas jornadas se ha especulado mucho con cómo será el nuevo coche de Enstone, del que hay muy pocas certezas. Una de las incógnitas que se despejarán será cómo va a ser la combinación del azul y el rosa que obliga el nuevo patrocinador principal de la escudería.

Pero más allá del aspecto exterior («los coches de carreras no son ni bellos ni feos. Se convierten en bonitos cuando ganan carreras», decía Enzo Ferrari), lo importante será su diseño. Hay muchas especulaciones al respecto, visto que los monoplazas ya presentados han apostado por caminos muy diferentes.

¿Tendrá el Alpine pontones cuadrados como Aston Martin, Red Bull o Mercedes? ¿Apostarán por una idea más radical como Ferrari? En buena medida, dependerá de la construcción de la unidad de potencia.


David Sánchez de Castro

Uno de los grandes problemas que padeció Alpine en 2021 y antes Renault fue la falta de potencia. Desde que empezaron a diseñar el nuevo monoplaza de 2022, habida cuenta de que ya no estarían congelados los motores, centraron buena parte de sus esfuerzos en este aspecto.

Según las promesas que dio Laurent Rossi, este será mucho más potente. No se puede estimar en números concretos, ya que ningún equipo los da, pero la esperanza desde el conjunto francés es que estén a la altura de los motores Mercedes, Ferrari y el Honda de Red Bull. Ellos juegan con desventaja: Renault no suministra motores a nadie y, por tanto, Alpine no tiene con quién experimentar.

Uno de los problemas que ello conlleva es que hay que forzar más sin tener garantías. La teoría de la manta corta que tanto se usa en el fútbol: a más potencia, menos fiabilidad y viceversa. Tanto Fernando Alonso como Esteban Ocon demostraron en 2022 que romper la mecánica no era precisamente uno de sus problemas, pero este año previsiblemente sí se verán más roturas.

Más allá de eso, la previsión es que este Alpine no sufra tanto en las rectas. Ser rápido no es sinónimo de ser competitivo, pero se prevé haber dado un paso adelante. No les queda otra: ‘El Plan’ pasa por un 2022 dulce, bien para ganar ya este año (lo menos probable), bien para situarse en una posición de poder para 2023.

Las incógnitas empezarán a despejarse este lunes a las 18:30.