Argentina: los nuevos billetes con los que buscan frenar la inflación

Argentina: los nuevos billetes con los que buscan frenar la inflación

El Gobierno de Argentina anunció este lunes que renovará con un nuevo diseño la familia de billetes del peso argentino, una de las monedas más depreciadas del mundo y un «instrumento de política económica» al que el presidente Alberto Fernández aseguró que no piensa renunciar.

(Lea: Foro Económico en Davos: más preguntas que respuestas)

Los nuevos billetes, que entrarían en circulación recién dentro de seis meses, incorporarán en su diseño las figuras de próceres, heroínas y otras personalidades de la historia argentina, en sustitución de los animales autóctonos que se habían incorporado en 2016.

(Le interesa: Así golpea el imparable ascenso del dólar a la economía mundial)

Así, los nuevos billetes presentarán los rostros de los héroes por la Independencia José de San Martín, Manuel Belgrano, Martín Miguel de Güemes, Juana Azurduy y María Remedios del Valle, y también el de María Eva Duarte de Perón, «Evita», segunda esposa del tres veces presidente argentino Juan Domingo Perón.

«La moneda es un gran instrumento para que todos los días recordemos quiénes hicieron la patria en que vivimos, quiénes dieron todo por la patria en que vivimos, hombres y mujeres inmensos, trascendentales, que no podemos olvidar», dijo el presidente argentino, Alberto Fernández, en el acto de presentación de los nuevos billetes.

Estos, que circularán junto a los actuales, no sumarán ejemplares de mayor denominación a los billetes ya existentes, cuyo máximo valor es de 1.000 pesos (8 dólares).

⭕️Los nuevos billetes en Argentina pic.twitter.com/QzTNRqeNdZ

— Mauro Albornoz (@Mau_Albornoz)

May 23, 2022

La moneda es, por sobre todas las cosas, también un símbolo de soberanía y es un instrumento de política económica a la que nunca vamos a renunciar.

La renovación de los billetes ha sido cuestionada por economistas y opositores, que objetaron el coste que tendrá la impresión de los nuevos papeles y el hecho de que no se incorporen billetes de mayor denominación ante la fuerte depreciación que ha sufrido el peso argentino en los últimos años.

El peso convertible reemplazó al austral como moneda de Argentina y comenzó a circular el 1.° de enero de 1992 a partir de la ley que en marzo de 1991 había fijado la paridad entre la moneda nacional y el dólar estadounidense, como parte de las medidas impulsadas por el entonces ministro de Economía, Domingo Cavallo, para poner fin a la hiperinflación de 1989-1990 y la estrepitosa devaluación.

El peso convertible fue equivalente a un dólar estadounidense durante un década, pero con el correr del tiempo y las recurrentes crisis en el país suramericano se fue depreciando y actualmente no vale ni medio centavo de la moneda norteamericana.

La pérdida de valor del peso obligó con el tiempo al Banco Central a incorporar billetes de mayor denominación: en junio de 2016 entró en circulación el billete de 500 pesos y en diciembre de 2017, el de 1.000, por entonces equivalente a 55 dólares y que hoy solo alcanzan para comprar 4,8 dólares en el mercado informal.

De acuerdo con el Observatorio de Divisas que publica semanalmente el economista estadounidense Steve Hanke, de la Universidad Johns Hopkins, el peso argentino, con una depreciación del 62,16 % desde inicios de 2020, es la sexta moneda más devaluada del mundo en relación al dólar estadounidense, un ranking que lideran las monedas de Venezuela, Zimbabue, Líbano, Sudán y Siria.

EFE

Más noticias del mundo

– Juan Carlos I: así fue la visita del rey emérito a su hijo Felipe VI
– Hubo un intento de asesinato contra Putin, afirma inteligencia de Ucrania
– Mark Zuckerberg: demandado en Washington por caso de Cambridge Analytica