Así es Aymeric Laporte, el jugador francés que contestó a Willy Bárcenas: una gran personalidad y una vida cargada de críticas

La tensión y el desconcierto se ha apoderado en las últimas horas de la selección española de fútbol, y sobre todo, de Aymeric Laporte tras las declaraciones realizadas por Willy Bárcenas acerca de la titularidad del central del Al Nassr y Robin Le Normand, dos jugadores de origen francés, en el encuentro ante Italia.

«Me pone negro que los centrales de España sean franceses», recalcó Barcenas en su perfil oficial de ‘X’ (antes Twitter). Laporte, tras lograr la segunda victoria de forma consecutiva y el pase a los octavos de final de la Eurocopa, respondió en rueda de prensa que no era necesario realizar este tipo de declaraciones para «intentar desestabilizar a los jugadores»: «Tenemos la idea de ir en el mismo camino y conseguir lo máximo posible. Pedimos que no se siga difamando».

Horas más tarde, el cantante del grupo Taburete quiso corregir su error y pidió disculpas públicamente para zanjar el tema: «A veces no me doy cuenta de la repercusión que puede tener un simple comentario entre amigos y del daño que puede causar. Por ello pido disculpas a Laporte y Le Normand. Todos a remar con España».

Una vida rodeado de críticas

No es esta la primera polémica que suscita Aymeric Laporte. El defensor se ha visto en repetidas ocasiones en el ojo del huracán debido a su controvertida toma de decisiones: una de las más significativas se produjo cuando dio el paso definitivo para adquirir la nacionalidad española y poder ser convocado por el combinado liderado por aquel entonces por Luis Enrique, tras las nulas oportunidades que le había ofrecido Didier Deschamps con la selección absoluta de Francia.

Este escenario provocó las críticas de grandes leyendas del fútbol francés. «No seas oportunista»; «Había clamado su amor por la selección francesa y de golpe se va a España. ¿Se puede elegir el país que se quiere?»; o «Ha sucumbido a las sirenas ibéricas cuando todavía no se ha vestido nunca la camiseta de la selección francesa», fueron algunos de los comentarios acerca del «polémico» movimiento realizado por Laporte.

Por otro lado, su marcha a Arabia Saudí durante el pasado verano también provocó las dudas sobre su estado físico y futbolístico de cara a la Euro 2024. Sin embargo, su gran partido ante Italia arrancó de cuajo cualquier tipo de desconfianza generada sobre su figura y dejó claro sobre el verde la gran personalidad y confianza que posee en sí mismo: «Se ha especulado mucho, no había tanta información para opinar tanto sobre mi estado de forma. Al final suele pasar que hay mucha mala información y que se generan más titulares de la cuenta, pero estoy tranquilo. Me preparé por mi cuenta y estaba listo cuando me incorporé a la concentración».