Aspas, sobre la condena a Santi Mina: «El club no puede despedirle así como así»

El capitán del Celta de Vigo, Iago Aspas, aseguró que «tampoco es fácil» para la plantilla después de que su compañero Santi Mina haya sido condenado a cuatro años de prisión por abusar sexualmente de una mujer en junio de 2017 en el municipio almeriense de Mojácar.

«Es un tema muy difícil, que está en manos de la Justicia. Ayer hubo muchos abogados y muchos jueces… Y para la plantilla tampoco es fácil«, indicó el jugador gallego en declaraciones a Televisión Española, recogidas por Europa Press.

«No he podido hablar con él. Supongo que estará en un momento difícil, en un momento delicado, por supuesto», añadió Aspas tras la sentencia conocida este miércoles y la sanción del club, que ha apartado a Mina provisionalmente y le ha abierto un expediente.

En una entrevista posterior en El Larguero, Aspas volvió a tratar el tema de Santi Mina y explicó que despedir al jugador no es algo tan sencillo como parece. «Suscribo la postura del club y entiendo la de los aficionados. El club no puede despedir a Mina así como así, hay que ver los derechos de cada parte. Queremos centrarnos en lo deportivo. Da igual el lado en el que te pongas, porque no va a ir bien nunca», comentó.

Preguntado por otras cuestiones, el de Moaña valoró positivamente su rendimiento y espera poder igualar a David Villa como máxima goleador nacional por cuarta vez en su carrera. «Ponerse a la altura de un grandísimo jugador como David Villa es la leche. Yo me encuentro muy bien, me siento joven, y disfruto dentro del terreno de juego, que es lo más importante», comentó.

Sobre volver a la selección no se cerró las puertas. «Yo sigo tratando de hacerlo lo mejor posible en el Celta, ayudando al equipo a estar lo más arriba posible porque eso será también más vistoso para el seleccionador. No es lo mismo que yo meta 15 goles y quedar 16° a que meta 18 y quedemos 7°», añadió.

Además, Aspas no se olvidó del FC Barcelona, rival en Liga el próximo martes. «El Barça es un rival que, no sólo a mí, al equipo también se le da bastante bien los últimos años, sobre todo en Balaídos. En el Camp Nou no tanto pero hemos ganado en dos de las últimos 8 ó 10 visitas», recordó.

En otras cuestiones, el capitán olívico admitió que su «sueño» sería lograr ese «ansiado título» como jugador del Celta. «Hay que seguir empujando hasta derribar esa puerta» y afirmó que le gustaría que se «arreglara» el tema de Denis Suárez, «Como compañero y socio del Celta, hablando con el presidente, me gustaría que se arreglara también. Pero es un tema difícil y que tienen que arreglar entre ellos. Hablando se entienden las personas…»

Por último, Aspas afirmó que dijo con «sorna» sus declaraciones tras el partido con el Real Madrid después de que le abriesen un expediente sancionador. «Yo no pienso las cosas, las digo como las pienso en ese momento y venía a 180 pulsaciones, de dejarme la vida en el campo… La justicia está para dictaminar y gracias a Dios, salió todo bien», finalizó.