Astrónomos toman imágenes en rayos X del cuásar más lejano jamás detectado del universo observable

Astrónomos toman imágenes en rayos X del cuásar más lejano jamás detectado del universo observable

El equipo hizo su exploración con el sistema de cámara europea de imágenes de fotones instalado en el observatorio espacial XMM-Newton de la Agencia Espacial Europea.

Un equipo internacional de astrónomos ha logrado captar imágenes en rayos X del cuásar más lejano jamás detectado, J0439+1634, con ayuda del observatorio espacial XMM-Newton de la Agencia Espacial Europea. Los resultados del estudio fueron publicados el 20 de diciembre en el servidor de preimpresión arXiv.

De acuerdo a un informe emitido este miércoles, los cuásares son «núcleos galácticos activos extremadamente luminosos que contienen agujeros negros centrales supermasivos con discos de acreción». De ellos, los que más interés representan para los astrónomos son los del corrimiento al rojo superior a 5,0, ya que suelen ser los más luminosos y distantes del universo observable.

Los investigadores señalaron que sus espectros pueden ayudar a estimar la masa de los agujeros negros supermasivos que limitan la evolución y la formación de los cuásares. «Por lo tanto, los cuásares de alto corrimiento al rojo podrían servir como una herramienta poderosa para sondear el universo primitivo», enfatizaron. 

Asimismo, el J0439+1634, al ser el primer cuásar conocido con un alto corrimiento al rojo, de 6.52, y con un efecto cósmico llamado lente gravitacional resultó ser un objetivo perfecto para el estudio de rayos X de un objeto cuasiestelar, otra forma de denominar a los cuásares. 

El equipo, dirigido por Jinyi Yang de la Universidad de Arizona, hizo su exploración del objeto con el sistema de cámara europea de imágenes de fotones (EPIC) instalado en el XMM-Newton y estudiaron las propiedades de rayos X que posee mediante un análisis espectral. Los investigadores determinaron que su pendiente espectral óptica a rayos X es aproximadamente de -2.07, factor que indica que la emisión de rayos X de este cuásar es «subluminoso en un factor de 18».

Mediante sus múltiples observaciones y parámetros detectados, el equipo llegó a la conclusión de que se trata del primer «cuásar de BAL [Línea de Absorción Amplia] débil de rayos X con un corrimiento al rojo superior a 6,0″ observado espectroscópicamente, a la vez que también es el primero «altamente oscurecido con espectroscopía de rayos X en la época de reionización». El informe señala que los astrónomos «suponen que esta fuente podría ser un cuásar débil intrínsecamente a los rayos X».