Athletic y Valencia empatan y dejan para la vuelta en San Mamés el pase a la final de Copa del Rey

Athletic y Valencia empatan y dejan para la vuelta en San Mamés el pase a la final de Copa del Rey

Athletic y Valencia dejan la resolución de la semifinal para Mestalla después de empatar a uno en el partido de ida. Una parte para cada uno. En la primera dominaron los bilbaínos y se adelantaron con gol de Raúl García, pero tras el descanso el protagonismo del partido fue para los ches que empataron por medio de Hugo Duro. Ligera ventaja para los de Bordalás en la eliminatoria con su gol fuera de casa.

Desde los primeros minutos se notaba que era un duelo especial, entre dos equipos que no se cruzaban en Copa desde 1967 y que lo hacen sabiendo que se juegan el pase a la final. Ya desde el primer minuto comenzó la inquietud en las porterías con un desentendimiento entre Correia y Mamardashvili que terminó en córner. Sin embargo, la primera del partido llegó en la portería bilbaína con un cabezazo de Hugo Duro que mandó por encima de la puerta de Agirrezabala.

Antes del minuto 10 respondería el Athletic por medio de Raúl García que poco a poco iba afinando su puntería, esta vez, con un disparo al lateral de la red. Los locales, por medio de Dani García, pidieron penalti en un manotazo de Diakhaby que ni el árbitro ni el VAR consideraron punible, comenzando a mermar la confianza del Valencia. Pese a otra amenaza de Duro, también desperdiciada, el peso lo seguía llevando el Athletic. De hecho, a punto estuvo de liarla Mamardashvili despejando al aire un balón que le cedió su compañero pero afortunadamente este no fue a puerta.

Tanto fue el cántaro a la fuente que terminó rompiéndose en la recta final de la primera parte. En la enésima jugada a balón parado en la que encaja el Valencia esta temporada, Raúl García remató a bocajarro un centro de falta de Muniain que dejó noqueado a los ches en lo que quedaba hasta el descanso. La tensión creció y no faltó el amago de tanganazos en lo que los jugadores encaraban el túnel de vestuarios.

Ya en la segunda mitad, tras el tanteo de los minutos iniciales, el Valencia metió una marcha más rondando la hora de encuentro y recibió su premio en el 65 con gol de Hugo Duro. El que fue el más peligroso de los de Bordalás recibió un rechace tras un paradón de Mamardashvili a una volea de Bryan Gil, que dejó varios detalles de calidad, para poner el empate en el marcador.

El partido se rompió con el empate y volvió la igualdad también sobre el verde. La más clara la tuvo Diakhaby tras un centro exquisito de Carlos Soler pero su remate lo desvió un defensa rival para salvar los muebles. Las internadas por las bandas daban la sensación de que la remontada estaba cada vez más cerca pero los centros se paseaban por el área sin encontrar rematador.

En la recta final del partido el propio Soler estuvo a punto de romper la igualdad con un córner envenenado que apunto estuvo de convertirse en gol olímpico. Mientras el Athletic intentaba atacar con más garra que fútbol, Duro reclamó un penalti en el 89 pero terminó viendo la amarilla por sus protestas.

Buscó en la última ocasión del partido sentenciar a la contra el Athletic pero un despeje in extremis de un Diakhaby muy activo en todo el partido selló las tablas y todo se decidirá en Mestalla.