Biden comienza a dar un giro a su política de ‘ambigüedad’ frente a Taiwán

Biden comienza a dar un giro a su política de ‘ambigüedad’ frente a Taiwán

El presidente Joe Biden afirmó este lunes que Estados Unidos defenderá militarmente a Taiwán si China invade la isla autónoma, y advirtió que Pekín «coquetea con el peligro».

«Es el compromiso que asumimos», dijo Biden en Tokio cuando se le preguntó si Estados Unidos intervendría militarmente contra Pekín en caso de intento chino de tomar por la fuerza el control de Taiwán.

China considera a Taiwán como una provincia rebelde que debe ser integrada en el país, por la fuerza si es necesario.

(Lea también: Las claves para entender el cambio de EE. UU. con Venezuela y Cuba)

«Estamos de acuerdo con la política de una sola China, y hemos firmado por ella (…), pero la idea de que Taiwán deba ser tomada por la fuerza no es apropiada», agregó Biden, que efectúa su primera gira en Asia como presidente de Estados Unidos.

«China coquetea con el peligro en estos momentos volando tan cerca (de Taiwán) y con todas las maniobras que efectúa», continuó.

(Le puede interesar: El timonazo de Joe Biden frente a la relación con Cuba)

Joe Biden vinculó la situación de Taiwán con la de Ucrania y firmó que Rusia «tiene que pagar un precio a largo plazo» por su «barbarie en Ucrania». «No se trata solo de Ucrania», afirmó Biden.

«Si no se mantienen las sanciones en muchos aspectos, ¿qué señal enviaríamos a China sobre el costo de un intento de tomar de Taiwán por la fuerza?», se preguntó.

Poco después de las declaraciones de Biden, China afirmó que está dispuesta a defender sus intereses nacionales en Taiwán e instó a «no subestimar» su determinación.

(Lea también: Joe Biden califica a republicanos de ‘organización política extremista’

«Nadie debería subestimar la firme determinación, la firme voluntad y capacidad del pueblo chino de defender la soberanía nacional y la integridad territorial», dijo a los periodistas el portavoz del ministerio de Relaciones Exteriores, Wang Wenbin.

«La cuestión de Taiwán es un asunto puramente interno de China», agregó el vocero.

Biden en su llegada a Corea del Sur

Foto:

Bloomberg

Casa Blanca aclara comentario

Anteriormente en la rueda de prensa, Biden había dicho que la política de Estados Unidos hacia Taiwán «no ha cambiado en absoluto».

Una portavoz de la Casa Blanca repitió ese comentario después de las declaraciones de Biden, y dijo que el presidente reiteró la «Política de una sola China» de Estados Unidos y su compromiso bajo la Ley de relaciones de Taiwán de proporcionarle los medios militares para defenderse.

Funcionarios de la Casa Blanca dijeron más tarde que Biden simplemente quiso decir que se proporcionaría equipo militar a Taiwán, no que enviaría tropas para defender la isla si China ataca, lo que constituiría un cambio histórico en la política.

Desde que asumió el cargo, Biden ha usado repetidamente un lenguaje sobre Taiwán que parece alterar la política vigente desde la época en que Estados Unidos cambió el reconocimiento diplomático a Pekín.

El año pasado, Biden y sus asesores tuvieron que aclarar sus comentarios sobre Taiwán en al menos cuatro ocasiones distintas, incluida su descripción de la isla como «independiente», la línea roja que China menciona a menudo para una invasión.

Las declaraciones de Biden el lunes fueron particularmente llamativas porque se produjeron en un evento de alto perfil en su primer viaje a Asia.

La política estadounidense de «ambigüedad estratégica» respecto a Taiwán, que el presidente ha apoyado repetidamente durante su mandato, tiene como objetivo minimizar el riesgo de un conflicto directo con China, que reclama la isla gobernada por separado como parte de su territorio a pesar de no haberla controlado nunca. Los comentarios enfurecieron a Pekín, que ha advertido a Estados Unidos en repetidas ocasiones sobre su creciente apoyo a Taiwán.

Joe Biden en su visita a Samsung.

Foto:

EFE

La respuesta de China

El portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores de China, Wang Wenbin.

Foto:

AFP

El portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores, Wang Wenbin, dijo el lunes que China deploraba los comentarios de Biden y que Estados Unidos debería abstenerse de enviar un mensaje erróneo «para evitar causar un daño grave a las relaciones bilaterales».

«En las cuestiones que afectan a los intereses fundamentales de China, incluida su soberanía e integridad territorial, no hay lugar para acuerdos o concesiones», dijo Wang.

Yang Jiechi, el principal diplomático de Pekín, emitió la semana pasada una advertencia similar al asesor de Seguridad Nacional, Jake Sullivan.

«Si la parte estadounidense insiste en jugar la carta de Taiwán y va cada vez más lejos por el camino equivocado, sin duda conducirá a una situación peligrosa», dijo.

Por su parte, Taiwán agradeció a Biden sus declaraciones, diciendo que mostraban que las promesas de Estados Unidos hacia la isla eran «sólidas como una roca».

«Nuestro Gobierno permanece inquebrantable en su determinación de defender firmemente la libertad, la democracia y la seguridad de Taiwán», dijo su Ministerio de Relaciones Exteriores en un comunicado.

«Continuaremos mejorando nuestras capacidades de autodefensa y profundizando la cooperación con países de ideas afines, como Estados Unidos y Japón, para salvaguardar conjuntamente la seguridad en el estrecho de Taiwán y el orden
internacional basado en reglas».

En mayo de 2021, el zar de Biden para Asia, Kurt Campbell, dijo en una conferencia del Financial Times que habría «importantes inconvenientes» si Estados Unidos declaraba que defendería a Taiwán de un ataque chino. Llamó a mantener la «ambigüedad estratégica» hacia la isla, informo el periódico.

Si la parte estadounidense insiste en jugar la carta de Taiwán (…) sin duda conducirá a una situación peligrosa

Durante su intensa jornada en Japón, el presidente estadounidense anunció además el lanzamiento de un nuevo marco económico para la región Asia-Pacífico que inicialmente tendrá 13 países miembros, incluyendo a India y Japón, pero sin China.

Este marco prevé la integración en cuatro áreas claves: la economía digital, las cadenas de suministro, las energías verdes y la lucha contra la corrupción.

Ahora, Biden buscará reforzar el liderazgo estadounidense en la región en una cumbre con los gobernantes de Australia, India y Japón, reunión que tendrá lugar este martes.

La visita del mandatario a Asia coincide con la histórica llegada a China de la Alta Comisionada de la ONU para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet.

El viaje de seis días de Bachelet incluye visitas a las ciudades de Urumqi y Kashgar, en Xinjiang, donde Pekín está acusado de perseguir a la minoría uigur. Activistas temen que Bachelet tenga una visita “controlada” que evite los temas clave como los abusos de derechos humanos por parte del gobierno chino.

REDACCIÓN INTERNACIONAL
*Con información de AFP y Bloomberg

Más noticias del mundo:

Ucrania: Zelenski pide en Davos ayuda a empresas y más sanciones a Rusia
¿Quién es el ministro de Francia que fue señalado de violación?
Más de 100 millones de desplazados forzosos en el mundo, según la ONU