Biden firma una orden ejecutiva para usar parte de los 7.000 millones de dólares de fondos afganos congelados retenidos en EE.UU. en ayuda humanitaria

Biden firma una orden ejecutiva para usar parte de los 7.000 millones de dólares de fondos afganos congelados retenidos en EE.UU. en ayuda humanitaria

En respuesta, el portavoz de la Oficina Política de los Talibanes, Mohammad Naeem, calificó la medida como «un robo» que revela «el nivel más bajo de depravación humana y moral en un país y una nación».

El presidente estadounidense, Joe Biden, firmó este viernes una orden ejecutiva para utilizar 7.000 millones de dólares en activos congelados al Banco Central de Afganistán. Los recursos, detalla la Casa Blanca, que pertenecen a fondos afganos congelados retenidos en bancos estadounidenses, serán destinados a programas de ayuda humanitaria en el país de Medio Oriente y para atender a las víctimas de los atentados terroristas del 11 de septiembre de 2001 en EE.UU.

De acuerdo al mandato, los fondos canalizados a Afganistán se utilizarán para solventar las necesidades básicas de la población en «materia de seguridad alimentaria, agua, saneamiento, salud, higiene», así como de «refugio» y «asistencia relacionada con el covid-19, entre otras necesidades humanas básicas». 

En respuesta, el portavoz de la Oficina Política de los Talibanes, Mohammad Naeem, calificó la medida como «un robo» que revela «el nivel más bajo de depravación humana y moral en un país y una nación». «La derrota y la victoria son lugares comunes en la historia y la vida humana, pero la derrota más grande y más vergonzosa para mí es la derrota militar y moral», escribió el vocero en una publicación de Twitter.