Biden visita Texas luego de la masacre en el colegio de Uvalde

Biden visita Texas luego de la masacre en el colegio de Uvalde

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, y su esposa, Jill, visitaron este domingo la escuela de Uvalde (Texas), donde el martes se produjo un tiroteo en el que murieron 19 niños (en su mayoría de 10 años) y dos maestras.

(Lea: Análisis: Las masacres escolares, un drama sin fin en Estados Unidos)

Los Biden pasearon durante varios minutos ante el memorial dedicado a las víctimas, mantuvieron una conversación con la directora de la escuela, Mandy Gutiérrez, y con el superintendente del distrito escolar, Hal Harrell, y luego asistieron a una misa en honor a los fallecidos.

(Le interesa: Polémica: Trump insta a armar a los ciudadanos luego de masacre de Texas)

En el memorial a las víctimas, el presidente y su esposa depositaron un ramo de flores, leyeron detenidamente los nombres de los fallecidos y acariciaron algunas de sus fotografías. Pudo observarse a Biden con lágrimas en los ojos.

La misa, a la que acudieron unas 600 personas, tuvo lugar en la Iglesia Católica del Sagrado Corazón de Uvalde, a cuya entrada recibió a la pareja presidencial el arzobispo Gustavo García Siller.

This is Texas today.

For President Joe Biden – cheers
For Governor Greg Abbott – boos

5/29/22 – Uvalde, Texas
(From @ScooterCasterNY ) pic.twitter.com/A2SzpLXPtl

— BetoMedia (@BetoMedia)

May 29, 2022

El mundo entero está paralizado por lo que ha ocurrido a estos niños pequeños.

Poco tiempo antes de que se celebrase la misa a la que asistió Biden -en inglés-, se había celebrado otra en lengua española.

Es la misma iglesia en cuyo aparcamiento anoche se celebró una vigilia a la que acudieron decenas de personas, que cantaron y leyeron una a una las historias de cómo eran los niños fallecidos.

Rubén Cárdenas, que trabajaba con Joe García -quien murió de un ataque al corazón tras perder a su esposa Irma, una de las maestras asesinadas en la masacre- valoró positivamente en declaraciones a Efe la presencia del presidente mientras hacía fila para entrar en la misa este domingo.

«Diga lo que diga, saldrá de su corazón. Está aquí para dar su consuelo a las familias, para decirles que no se les olvidará. «, aseguró.

Sel sentimiento de los Biden

Un angustiado Joe Biden depositó flores y rezó este domingo en el memorial improvisado en Uvalde para honrar a los 19 niños y dos maestras asesinados en una escuela primaria de esta localidad de Texas por un joven armado.

Acompañado de su esposa Jill, el presidente estadounidense se dirigió primero al santuario levantado frente a la escuela.

Vestidos de riguroso luto y tomados de la mano caminaron lentamente por los corredores formados por flores, peluches, cruces blancas y fotos dejados en honor de los 21 muertos.

Joe y Jill Biden en los memoriales a los menores asesinados en Uvalde, Texas.

Foto:

MANDEL NGAN / AFP

Biden (79 años), quien sufrió la pérdida de su hijo Beau por cáncer y a su primera esposa y pequeña hija en un accidente, asistió luego a una misa católica en la iglesia del Sagrado Corazón.
La primera dama se acercó para tocar las manos de varios fieles. «Nuestros corazones están rotos», dijo el arzobispo Gustavo García-Siller en su servicio.

Los pedidos de la ciudadanía

«íHagan algo!» gritaron desde la multitud en la calle cuando Biden salió de la iglesia del Sagrado Corazón, donde asistió a misa con familiares de luto. «Lo haremos. Lo haremos», respondió Biden, antes de dirigirse a reuniones privadas con familiares de los muertos, sobrevivientes y equipos de socorro.

La visita a Uvalde se produce menos de dos semanas después de un viaje similar a Buffalo, en el estado de Nueva York, donde un tiroteo de corte racista dejó 10 integrantes de la comunidad negra muertos a manos de un tirador blanco.

El mandatario, que no tenía previsto hacer un discurso el domingo, instó el sábado a actuar para prevenir futuras masacres en un país donde los esfuerzos para endurecer las regulaciones de armas de fuego han fracasado repetidamente.

Llamó «a todos los estadounidenses en este momento para que se unan y hagan oír sus voces y trabajen juntos para hacer de esta nación lo que puede y debe ser», un lugar «más seguro».

Departamento de Estado investigará

El Departamento de Justicia anunció una investigación sobre la criticada respuesta policial al incidente, tras un pedido del alcalde de Uvalde, Don McLaughlin.

«El objetivo de la revisión es proporcionar un informe independiente de las acciones y respuestas de las fuerzas de seguridad ese día, e identificar las lecciones aprendidas y las mejores prácticas para ayudar a los primeros a responder», dijo el portavoz del Departamento, Anthony Coley, en un comunicado.

La Policía admitió haber tomado una «decisión errónea» al demorar su ingreso al centro educativo tras ser alertada del tiroteo. En efecto, tardó cerca de una hora en poner fin a la masacre, a pesar de varias llamadas de niños que pedían una intervención.

Los 19 agentes que se encontraban en el lugar esperaban la llegada de una unidad especializada. Finalmente, el atacante, Salvador Ramos, un joven de 18 años dotado de un rifle semiautomático, fue ultimado por agentes policiales.

Ramos ingresó a un aula, cerró la puerta y se dirigió a los niños: «Vais a morir todos», antes de abrir fuego, relató un sobreviviente, Samuel Salinas, de 10 años, al canal ABC.

Los sobrevivientes del ataque dijeron haber realizado llamadas susurradas al 911 suplicando por ayuda.

REDACCIÓN INTERNACIONAL
*Con la información de EFE y AFP

Más noticias del mundo

– Turquía dice que seguirá bloqueando ingreso de Suecia y Finlandia a la Otán
– Estampida en Nueva York: varios heridos tras pánico por falso tiroteo
– La polémica despedida del ladrón que murió apuñalado por su víctima