Brutal accidente de Márquez en Mugello: la moto acaba en llamas en medio de la pista

Es raro ya ver un Gran Premio de motociclismo sin que Marc Márquez acabe en el suelo, al menos, en una de las sesiones, bien sean entrenamientos, bien sea carrera. El octocampeón del mundo no encuentra el ‘feeling‘ en la complicada Honda y una nueva caída en Italia le ha obligado a poner fin a la temporada para pasar por cuarta vez por el quirófano. 

Ocurrió mediada la Q2 de la jornada de clasificación del GP de Italia. En un circuito de Mugello húmedo o, al menos, con serio riesgo de lluvia, Márquez se fue al suelo en la complicada curva 2. La moto le escupió tras perder la trasera y el piloto dio con sus huesos en el suelo mientras la máquina daba vueltas de campana.

En uno de los golpes con el asfalto, una chispa prendió y la moto echó a arder momentáneamente.

Márquez regresó al box del equipo para que le montaran y preparan la segunda moto con la que poder salir a pista y reincorporarse a la sesión clasificatoria. La sensación de que había perdido una gran oportunidad era clara, y de hecho los mecánicos hicieron una curiosa barrera humana para evitar que las cámaras grabasen el interior del garaje.

La situación de tensión en el Repsol Honda es evidente, ya que aunque Márquez no está ni mucho menos al 100%, es evidente que menos lo está la moto que le han dado.