Canadá prohíbe importación de armas de fuego en respuesta a la violencia armada

Canadá prohíbe importación de armas de fuego en respuesta a la violencia armada

Canadá anunció el viernes que prohibirá la importación de armas de fuego a partir del 19 de agosto, en un intento por frenar la violencia armada en el país.

Esas armas «tienen un sólo propósito, matar personas», dijo el ministro de Seguridad Pública, Marco Mendicino, en una rueda de prensa anunciando la medida.

(Lea también: Canadá: presentan proyecto de ley que prohibiría la venta de armas de fuego)

El gobierno agregó en un comunicado que la prohibición para particulares y empresas es una medida temporal, establecida para «durar hasta que entre en vigor la congelación nacional», que se espera que suceda para el otoño.

El grupo PolySeSouvient, que representa a sobrevivientes y familias de víctimas de la violencia armada, saludó lo que consideró una «medida importante e innovadora que sin duda retrasará la expansión del mercado canadiense de armas de fuego hasta que se apruebe el proyecto de ley» sobre la congelación.

Por su parte, la Coalición Canadiense por los Derechos de las Armas de Fuego (CCFR, por sus siglas en inglés) calificó la medida como «otro abuso del procedimiento con fines políticos».

«Si el gobierno quisiera realmente reforzar la seguridad pública, haría todo lo posible por prohibir la importación ilegal de revólveres y pistolas en Canadá», declaró Rod Giltaca, director general del CCFR.

(Le puede interesar: Tiroteo en Estados Unidos: cierran centro comercial ante la emergencia)

Unas 2.500 tiendas venden este tipo de armas en todo el país.

Foto:

iStock

En cambio, «prohíben que los canadienses autorizados y verificados posean armas de fuego legalmente, algo que han hecho desde hace más de 100 años en Canadá», agregó.

A pesar de todas las medidas de Ottawa para intentar reducir la violencia armada, los expertos se mantienen escépticos sobre su eficacia, destacando que el contrabando de armas desde Estados Unidos es el verdadero problema.

El miércoles, la Agencia de Servicios Fronterizos de Canadá (CBSA, por sus siglas en inglés) anunció dos importantes incautaciones en el oeste del país de «armas de fuego fantasmas», que no tienen número de serie y son difíciles de rastrear.

Desde el 1.° de enero de 2019 hasta el 30 de junio de 2022, la región del Pacífico de CBSA confiscó 581 armas de fuego en los puertos de entrada y en envíos de correo internacional.

(Además: Estas son las 8 prisiones más peligrosas y temibles del mundo)

El anuncio se produce después de que el primer ministro canadiense, Justin Trudeau, reveló en mayo una propuesta de «congelación nacional de la posesión de armas de fuego» tras recientes tiroteos en Estados Unidos, que mataron a 21 personas en una escuela primaria de Texas y a 10 en un supermercado en el estado de Nueva York.

La declaración de Trudeau incitó a los canadienses a correr a las tiendas de armas, con largas filas frente a estos negocios y un rápido agotamiento de las existencias.

Según estimaciones del gobierno, hay más de un millón de pistolas y revólveres en Canadá, para una población de 38 millones de personas. Unas 2.500 tiendas venden este tipo de armas en todo el país.

Los datos estadísticos también apuntan que entre 2009 y 2021 las pistolas y revólveres fueron el tipo de arma más utilizada en los homicidios cometidos con arma de fuego (57% en 2021).

La medida también se da en el contexto de un repunte de los delitos relacionados con armas de fuego: esta semana se cometieron tres homicidios en 24 horas en la región de Montreal.

AFP

Más noticias

Estados Unidos convoca al embajador chino por acciones contra Taiwán

Mineros mexicanos: así avanzan las labores de rescate en mina de Coahuila

Estos son los presidentes que asistirán a la posesión de Gustavo Petro