Carlos Alcaraz buscará la gloria en Rio frente a Schwartzman tras ganar los cuartos y las semifinales el mismo día

Carlos Alcaraz buscará la gloria en Rio frente a Schwartzman tras ganar los cuartos y las semifinales el mismo día

El tenista español Carlos Alcaraz ha logrado el pase a la final del torneo de Río (Brasil), de categoría ATP 500 y disputado sobre tierra batida, después de superar en semifinales al italiano Fabio Fognini (6-2, 7-5) y solo unas horas después de vengarse en cuartos del también transalpino Matteo Berrettini (6-2, 2-6, 6-2).

La intensa lluvia caída estos días en la ciudad brasileña obligó a que los cuartos de final y las semifinales tuviesen que disputarse este sábado, y el murciano respondió a la exigencia física durante las tres horas y 47 minutos que estuvo sobre la pista.

En el primero de sus duelo, Alcaraz, que este lunes alcanzará el mejor puesto de su carrera en el ranking ATP, estuvo a la altura ante un Berrettini irregular ante el que pudo cobrarse la revancha de su reciente eliminación en el Open de Australia. En tres sets, se deshizo del número seis del mundo y primer cabeza de serie del certamen carioca.

Posteriormente, se citó con Fognini, ante el que mantuvo imperturbable su servicio en un primer parcial que liquidó con dos roturas y al que dejó fuera de combate después de ganar los tres últimos juegos de la segunda manga. Con ello, luchará en su segunda final en el circuito por su primer título ATP 500, después de estrenar su palmarés el pasado verano en Umag.

«Significa mucho para mí poder jugar la final en Río, fue donde gané mi primer partido ATP. Es muy especial», señaló el murciano, que estrenó su casillero de victorias ATP Tour hace dos años en Río frente a Albert Ramos.

Ahora, se enfrentará en la final al argentino Diego Schwartzman, campeón del torneo en 2018. «Creo que estoy preparado para jugar la final con Diego, va a ser muy difícil, pero creo que va a ser una final muy bonita, muy exigente y estoy ilusionado de poder jugarla», aseguró.

Anteriormente, en cuartos, Pablo Andújar perdió precisamente ante Schwartzman en un partido maratoniano que alcanzó las 3 horas y 34 minutos de duración. El conquense cedió en la muerte súbita de la primera manga (7-6(3)), pero reaccionó en la segunda -con tres breaks- para equilibrar el duelo con un 6-4 a su favor.

Sin embargo, Andújar se despidió en un tercer asalto donde ambos tenistas entregaron su saque consecutivamente en el arranque. El español de 36 años salió perdiendo del intercambio de golpes (1-2) y acabó hincando la rodilla en el tercer punto de partido de Schwartzman.