Carlos Sainz culpa a la organización de perder dos horas en la etapa 1: «O somos muy tontos todos o… en fin»

Carlos Sainz culpa a la organización de perder dos horas en la etapa 1: «O somos muy tontos todos o… en fin»

Carlos Sainz no se ha mordido la lengua después de la etapa 1 del Dakar, en la que ha perdido más de dos horas con Nasser Al-Attiyah. El madrileño, que ya apuntó a la organización por la normativa, apuntó directamente a los responsables del raid de haberse extraviado en un punto de control en el que muchos otros corredores también se dejaron mucho tiempo.

«No hemos sido capaces, para mí y mucha gente. No hemos entendido lo que ocurría. ¿Cuánta gente se ha perdido ahí? O somos muy tontos todos o… en fin. Son muchos Dakar ya, estoy muy decepcionado. Si el Dakar quiere hacerlo así, y que el segundo día de carrera pase lo que ha pasado, es una pena», decía el de Audi, equipo que ha vivido una pesadilla. Y es que Sainz se ha dejado dos horas y seis minutos, pero Stéphane Peterhansel se ha quedado al borde del abandono. ‘Monsieur Dakar’ se dejó cinco horas y media en un accidente que le hizo romper la suspensión trasera y, aunque se reincorporará este lunes, sus opciones a victoria están descartadas prácticamente del todo.

El problema de Sainz fue en el kilómetro 270. Ahí estaba situado un punto de control que, como le pasó a muchos otros corredores de todas las categorías, le hizo extraviarse. Ya le había pasado a varios corredores de motos, como a Joan Barreda, pero el caso de Sainz fue más serio. Según explicó, fue por un fallo en el libro de ruta. Un clásico.

«Había un punto en el que ponía punto medio 10, y en ese camino en vez de ir a rumbo 10 a veces se iba a rumbo 300. Pensábamos que estaba mal y hemos ido y vuelto varias veces y había infinidad de coches, motos y quads haciendo lo mismo», relató.

Con solo una etapa disputada, Sainz ya tiene dos horas, seis minutos y 55 segundos de desventaja con Nasser Al-Attiyah, cuyo copiloto, Mathieu Baumel, sí tuvo el acierto y el instinto de seguir la trazada correcta. Al catarí se le pone relativamente bien este Dakar, aunque tendrá que vigilar de cerca a Sebastien Loeb, que solo cedió 12 minutos.