CGTN: China hace un llamado para un desarrollo más inclusivo en el mundo post COVID

PEKÍN, 23 de noviembre de 2020 /PRNewswire/ — En medio de la pandemia de COVID-19 que sigue causando daños alrededor del…

PEKÍN, 23 de noviembre de 2020 /PRNewswire/ — En medio de la pandemia de COVID-19 que sigue causando daños alrededor del mundo, este sábado China hizo un llamado para que las principales economías aúnen esfuerzos para promover un desarrollo más inclusivo y mejorar la gobernanza global en la era pospandemia.

Lea el artículo original aquí.

 

Esta pandemia, que ha infectado a más de 57,4 millones de personas, de las cuales 1,3 millones han perdido la vida, ha dejado en descubierto muchas falencias en la gobernanza global. En el discurso en video para la Cumbre del G20 de Riad, el presidente chino Xi Jinping mencionó que la comunidad internacional debe explorar diferentes acciones que el Grupo de los 20 (G20) puede adelantar con el fin de mejorar el sistema.

Jinping mencionó que el G20, siendo un actor imprescindible en la lucha del mundo contra la COVID-19, debe estimular el multilateralismo, la apertura, la inclusividad, la cooperación de beneficio mutuo, y debe mantenerse vigente en el tiempo.

El G20 se creó en 1999 y es el principal foro de cooperación internacional para asuntos económicos y financieros. Está compuesto por la Unión Europea y los siguientes 19 países: Argentina, Australia, Brasil, Canadá, China, Francia, Alemania, India, Indonesia, Italia, Japón, México, Rusia, Arabia Saudita, Sudáfrica, Corea del Sur, Turquía, Gran Bretaña y Estados Unidos.

Apoyo a países en desarrollo 

Instando a las economías líderes del mundo a propender por un desarrollo más inclusivo, Jinping expresó a otros líderes del G20: «Debemos mantener nuestro apoyo a los países en desarrollo y ayudarles a superar los estragos causados por la pandemia».

El presidente chino indicó que su país, además de superar sus propias dificultades, ha implementado completamente la Iniciativa de Suspensión del Servicio de la Deuda (DSSI) del G20, por un monto que excede los USD 1.300 millones.

El G20 puso en marcha la DSSI en abril para apoyar a los países de bajos ingresos en sus necesidades de liquidez inmediata, permitiendo que los pagos de servicio de la deuda de los países más empobrecidos se suspendan desde el 1 de mayo hasta el final del año. En el mes de octubre, los ministros de finanzas y los presidentes de los bancos centrales del G20 decidieron que la suspensión de la deuda se extendería seis meses más, hasta el 30 de junio de 2021.

Recientemente, el Ministro de Finanzas Liu Kun mencionó que, entre los miembros del G20, China ocupa el primer lugar en cuanto a importes de deuda aplazados para los países más pobres, en el marco de la DSSI.

En su discurso, Jinping indicó que «China incrementará el nivel de las suspensiones y auxilios a la deuda de los países que enfrentan dificultades particulares, y que instará a sus instituciones financieras a ofrecer apoyo financiero adicional de manera voluntaria y regido por los principios del mercado».

Y reafirmó el compromiso de China de apoyar a otros países en desarrollo haciendo que las vacunas para la COVID-19 sean un bien público, y que estas sean accesibles y asequibles en todo el mundo.

El presidente chino también exhortó al G20 a promover el libre comercio, oponerse al unilateralismo y al proteccionismo, y garantizar que los países en desarrollo tengan el derecho y el espacio necesarios para lograr su desarrollo.

Abordar los desafíos globales 

«Tenemos que construir capacidades para abordar los desafíos locales», resaltó Jinping. «La tarea más importante en este momento es fortalecer el sistema de salud pública a nivel mundial y contener la COVID-19 y otras enfermedades infecciosas».

Jinping mencionó que los miembros del G20 deben trabajar en conjunto para reforzar el papel de la Organización Mundial de la Salud y construir una comunidad global de salud para todos.

Entretanto, el presidente llamó a la cooperación internacional para proteger el ambiente, luchar contra el cambio climático y construir un «mundo limpio y hermoso donde las personas y la naturaleza puedan coexistir en armonía».

En septiembre, China anunció que trabajará para alcanzar la neutralidad de carbono antes del 2060. El país espera que su pico de emisiones de CO2 se alcance antes del 2030.

Según Jinping, el G20 también debe desempeñar un papel de liderazgo en la promoción del desarrollo de base innovadora en la era digital, así como trabajar para mejorar la globalización de la economía.

Destacando que la pandemia ha alimentado el auge de nuevas tecnologías y modelos de negocio, el presidente invitó a tomar acciones para convertir la crisis en una oportunidad.

Según dijo: «Podemos profundizar en reformas estructurales y cultivar nuevos motores de crecimiento por medio de la innovación científica y tecnológica y la transformación digital».

Al referirse al retroceso de la globalización económica, Jinping expresó la necesidad de confrontar los desafíos, y que esto se haga en una forma «más abierta, inclusiva, equilibrada y benéfica para todos».

Y expresó a los demás líderes de la cumbre que la evolución de China para establecer un nuevo paradigma de desarrollo creará más oportunidades para que los países del mundo compartan sus logros en la búsqueda del desarrollo económico de alta calidad». 

Los máximos dirigentes de China han tomado la decisión estratégica de fomentar un nuevo paradigma de desarrollo mediante el cual la circulación nacional es el pilar fundamental, y las circulaciones interna y externa se estarán reforzando entre sí.

«China siempre será constructora de la paz mundial, contribuyente para el desarrollo global y defensora del orden internacional», afirmó Jinping. «Podemos conciliar diferencias por medio del diálogo, resolver disputas a través de la negociación y adelantar un esfuerzo conjunto en pro de la paz y el desarrollo mundial».

Video: https://www.youtube.com/watch?v=bbm3JzjkVTA

 

FUENTE CGTN