Chile: la polémica propuesta para sustituir el Senado por Cámara Regional

Chile: la polémica propuesta para sustituir el Senado por Cámara Regional

El Senado de Chile dejará de existir y en su lugar se creará una cámara regional «paritaria y plurinacional», según un artículo aprobado el miércoles por la Convención encargada de redactar un proyecto de nueva Constitución, que deberá someterse a referéndum.

(Lea aquí: Chile: los obstáculos que enfrenta la escritura de su nueva Constitución)

El artículo 9 del proyecto de nueva Constitución implica la creación de una «Cámara de las Regiones«, un «órgano deliberativo, paritario y plurinacional de representación regional encargado de concurrir a la formación de las leyes de acuerdo regional y de ejercer las demás facultades encomendadas por esta Constitución».

Las regiones tendrán un órgano de representación real. Queda mucho por hacer

«Sus integrantes se denominarán representantes regionales», agrega el artículo, aprobado por la Convención con 104 votos a favor, 42 en contra y 6 abstenciones. La Cámara de las Regiones «reemplazará al actual senado. La propuesta se aprobó con 2/3 de los constituyentes. Las regiones tendrán un órgano de representación real. Queda mucho por hacer», tuiteó Marcos Barraza, constituyente del Partido Comunista.

(Le puede interesar: Chile: ¿cómo le ha ido a Boric en su primer mes como presidente?)

¿Por qué hay polémica?

La desaparición del Senado ha sido uno de los temas más polémicos dentro de la tramitación de la nueva Constitución y duramente cuestionada por los convencionales de derecha y las bancadas conservadoras en la Cámara Alta.

Sin embargo, la Convención rechazó el artículo donde se especifican las facultades que tendrá la Cámara de las Regiones. Fue devuelto a la Comisión de Sistema Político, que deberá reformularlo y enviarlo nuevamente al pleno para ser votado.

La Convención ya ha aprobado otros artículos, como uno que declara a Chile «un Estado social (…) plurinacional, intercultural y ecológico», y otro donde el Estado entrega «las condiciones para una interrupción voluntaria del embarazo».

Estos artículos son parte del proyecto de nueva Constitución que redacta la Convención, que busca reemplazar la actual Carta Fundamental heredada de la dictadura de Augusto Pinochet (1973-1990).

Este proyecto debe ser entregado hasta el 5 de julio. Después de ello, la nueva Carta Magna debe ser sometida a un plebiscito el 4 de septiembre en el que los chilenos decidirán si entra en vigor o no. De ser rechazada, continuará la Constitución de Pinochet.

Más noticias

– Así fue el terremoto más intenso que se ha vivido en el planeta
– Brownie, ‘primer perro de la República de Chile’, asume su cargo
 Boric firma adhesión de Chile al Acuerdo Escazú en defensa medioambiental

REDACCIÓN INTERNACIONAL
*Con AFP