‘Colombia representa la visión de Biden para América Latina’

‘Colombia representa la visión de Biden para América Latina’

Esta semana Juan González, asesor de Seguridad Nacional para el Hemisferio Occidental del presidente Joe Biden, participó en un gran cumbre organizada por la Cámara de Comercio Colombo Americana (AmCham Colombia), para celebrar el bicentenario de las relaciones bilaterales entre ambos países. 

 En entrevista exclusiva con este diario, González habló sobre los 200 años, la designación de Colombia como Aliado Extra Otán, la oleada de nacionales que está migrando hacia EE. UU., el futuro de la lucha contra el narcotráfico y las próximas elecciones presidenciales que se avecinan. De paso, desmiente rumores sobre un posible retiro de su actual cargo para ser nombrado como nuevo embajador estadounidense en Bogotá. 

Cuando hablamos sobre la visión del presidente Joe Biden para Latinoamérica y el Caribe, Colombia simboliza todo lo mejor de esa visión

Esta semana hubo un gran evento organizado por el AmCham en el que usted participó para celebrar 200 años de relaciones entre ambos países. Y se vienen muchos más. ¿Por qué han querido darle tanta relevancia a este bicentenario
EE. UU.-Colombia?

Es una celebración que lidera el Gobierno colombiano y nosotros estamos más que dispuestos a resaltar todo lo que hemos logrado juntos a través de los años. Cuando hablamos sobre la visión del presidente Joe Biden para Latinoamérica y el Caribe, Colombia simboliza todo lo mejor de esa visión. Cooperamos con Colombia en áreas económicas a través del Tratado de Libre Comercio (TLC), estrechamente en temas regionales, globales, en el área de seguridad no tenemos mejor aliado. Y, por cierto, estamos hablando de una las democracias más vibrantes del hemisferio. El éxito de Colombia es algo fundamental para nosotros. 

(Además: EE. UU. define fecha del inicio del juicio contra expresidente de Honduras).

El jueves el presidente Biden hizo el anuncio formal de su intención de declarar a Colombia Aliado Extra Otán de EE. UU. (algo que anticipó durante la visita el mes pasado del presidente Duque). ¿Qué falta para que se materialice y cómo cambia eso la relación entre ambos países?

Eso se está moviendo por los canales burocráticos y solo falta papeleo. Debe estar lista antes de la elección presidencial (en Colombia). Colombia ha estado llenando esa función y más por mucho tiempo y, como aliado, representa los valores de la Otán. Colombia es un aliado natural y Biden nunca dudó que se merecía esa designación para resaltar la profundidad de esta relación. Tampoco podemos olvidar la invasión no provocada de Rusia en Ucrania y los ataques en contra de civiles. Esa designación demuestra que estamos unidos en contra de esta intervención unilateral y el uso de la violencia contra la soberanía de Ucrania. 

Uno de los temas que surgió durante el evento de AmCham fue precisamente cómo Colombia puede aprovechar esa crisis global para estrechar las relaciones comerciales con EE. UU. en vista de las presiones que hay sobre las cadenas de producción y la dependencia de países como China o Rusia. ¿Qué tan viable lo ve?

La pandemia y el impacto económico de la invasión rusa resaltan la decadencia de ciertas herramientas para responder a las dislocaciones de los tratados de libre comercio y la persistencia de las inequidades en zonas rurales. Con países como Colombia, debemos ir más allá de los TLC. Y en temas como las cadenas de suministro eso es clave. Las compañías ya han comenzado a hacer algo. En esto los gobiernos no tienen una vara mágica para mover las cadenas, pero sí crear el ambiente de comercio necesario para ofrecer. En mi intervención hice un llamado para que de aquí a la Cumbre de las Américas tengamos un diálogo con el sector privado para que nos den la luz sobre cuáles son los pasos regulatorios que debemos tomar juntos, los marcos legales, y cómo podemos trabajar para crear ese ambiente para facilitar ese movimiento de las cadenas. Por razones económicas, pero también por razones de resiliencia y seguridad nacional. Este no es un tema solo de producto interno bruto. La prosperidad económica debe tener un elemento social, para reducir la desigualdad, crear oportunidades, invertir en educación, promover la equidad de género, facilitar la transición energética. Temas que afectan a Colombia y la región desde hace tiempo, y hay que atacar ya. 

(Puede leer: Tiroteo en Washington: cuatro heridos y un sospechoso a la fuga).

La prosperidad económica debe tener un elemento social, para reducir la desigualdad, crear oportunidades, invertir en educación, promover la equidad de género, facilitar la transición energética

¿Estamos hablando de renegociar el TLC?

Esta administración no tiene como prioridad renegociar o establecer nuevos acuerdos, sino usarlos como una base para construir áreas de cooperación económica mucho más estrechas. Los tratados son la fundación y su intención geopolítica siempre ha sido alinear valores e intereses económicos, pero a la vez expandir el nivel de prosperidad. Tenemos que hacer más para fortalecer esos acuerdos. Y en eso estamos. Cooperando en áreas de educación, de investigación, en armonización se sectores regulatorios para maximizar su impacto. 

Desde comienzos de año se viene presentando una inmigración récord de colombianos hacia EE. UU., particularmente en su frontera sur. ¿Qué lectura le dan a ese fenómeno? Dado lo explosivo que es el tema migratorio, ¿EE. UU. cree que eso puede enlodar el buen momento de las relaciones bilaterales?

No creo que impacte de manera negativa porque de muchas formas Colombia ha sido un ejemplo para todo el hemisferio en el manejo migratorio y eso se le debe reconocer al presidente Duque, pues fueron decisiones difíciles. Lo que uno son factores que instan a la migración, entre ellos un deterioro de la situación de seguridad causada por las disidencias de las Farc y otros grupos criminales que ha provocado un nuevo desplazamiento interno en el país, más de 80.000 personas en los últimos meses, y estas son personas que migran hacia EE. UU. Obviamente, el impacto económico, causado por el covid, es algo que se debe resaltar. Pero la iniciativa planteada por el secretario Anthony Blinken recientemente en Panamá y mirando a la Cumbre de las Américas parte de la idea de que hay que reconocer que la respuesta al reto migratorio va más allá de las política migratoria: hay que reconocer que hay que hacer mucho más para expandir las agendas económicas que ayuden a estabilizar a países como Colombia. Tenemos un interés particular en que Colombia prospere. En los año 90, muchos colombianos emigraron a Venezuela y se quedaron porque había prosperidad. Ahora los venezolanos están migrando a Colombia gracias a la crisis que ha causado el mal manejo de Maduro. Tradicionalmente esas poblaciones tienden a quedarse, pero si en Colombia no hay prosperidad entonces esas comunidades se van, incluso los mismos colombianos. Entonces la respuesta económica y social la debemos tomar muy en cuenta porque hay que ayudar a los países para que en ellos existan oportunidades y se frene la necesidad de migrar. 

Juan González, asesor de Seguridad Nacional para el Hemisferio Occidental.

Foto:

 Archivo particular 

El Departamento de Estado certificó esta semana que Colombia viene cumpliendo con la estrategia que se fijó de erradicar hasta el 50 por ciento de los cultivos ilegales y la producción antes del 2023. Pero la realidad es que los números han seguido creciendo y se ve imposible que en un año y medio se logre llegar a esa meta. ¿Hay que cambiar de enfoque a la hora de medir resultados?

Nosotros reconocemos que el tema del narcotráfico es una responsabilidad compartida porque el 90 por ciento de la coca o más llega a EE. UU. gracias a la demanda que aquí existe y por eso hemos estado invirtiendo miles de millones de dólares en el problema, tratando el consumo como un tema de salud pública. Y trabajamos con Colombia estrechamente para impedir que los criminales tengan espacios. Tenemos un reto actual y es que las fuerzas de seguridad han tenido que reenfocarse durante la pandemia en el contexto de la lucha contra el narcotráfico. Pero estamos en diálogo continuo con Colombia y si hay que modificar estrategias para tener más impacto, las vamos a modificar. No estamos acá para medir, evaluar o castigar a un país como Colombia, que ha pagado en carne propia la lucha contra el narcotráfico y nunca dudamos de sus esfuerzos. 

Los retos de Colombia, A. Latina o el mismo EE. UU. no tienen ideología (…) estamos enfocados en una agenda afirmativa para los colombianos sin importar dónde estén en el espectro político”

El bicentenario se cumple justo el día en el que el país celebra elecciones presidenciales. Y en el tarjetón hay dos visiones muy diferentes de país, una de izquierda y otra de derecha. ¿Usted cree que EE. UU. podrá mantener este tipo de relación especial con cualquiera que resulte ganador?

Claro que sí. Para EE. UU. la autodeterminación democrática es fundamental. Buscaremos trabajar de manera estrecha con quien sea que elijan los colombianos en aras de una visión que responda a los intereses de ambos países. Debo resaltar que los retos que tienen Colombia, Latinoamérica o el mismo EE. UU. no tienen ideología. Son temas de oportunidad económica, desigualdad, de acceso a educación, de negocios, y por eso estamos enfocados en proponer una agenda afirmativa para los colombianos sin importar dónde estén en el espectro político. Hemos estado allí para Colombia y lo vamos a estar en el futuro. 

Finalmente, hay un fuerte rumor en Washington de que usted abandona el Consejo Nacional de Seguridad y sería nominado como nuevo embajador de EE. UU. en Colombia. ¿Eso es cierto?

Estoy muy comprometido con mi actual cargo y permaneceré en él hasta que lo quiera el presidente Biden. Estoy seguro de que el Presidente, además, nominará a una persona excelente para ser el nuevo embajador ante su país.

SERGIO GÓMEZ MASERI
Corresponsal de EL TIEMPO
Washington
En Twitter: @sergom68 

Más noticias A fondo

-Abuela hizo tomar a su nieta botella de whisky; la menor de 4 años murió

-Capturan a novia por supuestamente dar comida con marihuana en su boda

-¿De qué se trata la pelea entre Disney y el gobernador de la Florida?

No te quedes solo con esta información.
Lee, explora y profundiza más.
¡Suscríbete ya!

COP $ 900 / MES *

Ya soy suscriptor digital

Si ya eres suscriptor del impreso,
actívate