Comunicado de Conor McGregor después de que se cancelara su pelea: "La decisión no se tomó a la ligera"

Después de semanas de dudas, rumores y silencios, Conor McGregor ha emitido un comunicado para tratar de aclarar lo sucedido hasta ahora. Recordemos que la estrella irlandesa no peleará en UFC 303 y que no pudo asistir a la rueda de prensa que se debía llevar a cabo en Irlanda delante de su público. Desde entonces todo ha sido especulación.

Pues bien, para resolver dudas McGregor ha reconocido que, efectivamente, se ha lesionado. No parece de gravedad pero sí lo suficiente para no poder competir. «Es muy difícil que me descarten de mi pelea de regreso. Sufrí una lesión antes de la conferencia de prensa que requirió más tiempo para sanar del que tenía disponible. La decisión de posponer la pelea no se tomó a la ligera, sino de forma conjunta con mis médicos, UFC y mi equipo. ¡Mis fanáticos y oponente se merecen mí mejor versión para esta pelea y lo lograremos! Gracias por los mensajes de apoyo, estoy de buen humor y seguro de que volveré», han sido sus palabras.

Very tough to be ruled out of my scheduled return bout. I picked up an injury prior to the press conference that required more time to heal than was available to me. The decision to postpone the fight was not made lightly, but one made in consultation with my doctors, the UFC,… pic.twitter.com/ACNnbvr27p

— Conor McGregor (@TheNotoriousMMA) June 15, 2024

A juzgar por lo dicho parece que McGregor tiene pensado volver. De hecho, sus planes pasan más por posponer que por cancelar. La pelota pasa ahora al tejado de Chandler, que se queda en una situación delicada. Si decide esperar a McGregor puede entrar en un bucle de esperas infinitas que pueden incluso acabar con su trayectoria deportiva. Recordemos que Chandler tiene 38 años. Pero si decide buscar otro oponente perderá la oportunidad de llevar a cabo la pelea más rentable de su vida. Lo que se gana por pelear con McGregor no sé consigue ni en 5 peleas.

UFC y Chandler, por tanto, han quedado en una situación delicada. Habrá que ver cómo se desarrollan los acontecimientos pero la credibilidad del irlandés se agota. ¿Quién va a creer de verdad que el excampeón va a superar esta nueva lesión y volver a hacer un campamento si no lo necesita? ¿Qué motivo real puede tener McGregor ahora para superar todo esto, cuando además tiene ya 35 años?