Con 119 años, muere la persona más vieja del mundo, según Records Guinnesss

Con 119 años, muere la persona más vieja del mundo, según Records Guinnesss

Kane Tanaka, una mujer que nació el 2 de enero de 1903 en la ciudad de Fukuoka, en Japón, fue reconocida en el 2019 como la persona más anciana del mundo. 

En el mismo año en que Tanaka llegó al mundo, Marie Curie, la física y química polaca, recibía el Premio Nobel de Física. También en 1903 los hermanos Wright realizaron su primer vuelo a motor.

Tanaka falleció a la edad de 119 años y 107 días. Según reportan medios locales, se mantuvo lúcida hasta su muerte siendo capaz de resolver problemas matemáticos y también disfrutaba de juegos de mesa y ejercicios de caligrafía en el hogar de ancianos donde vivía.

(Lea también: ‘Mi vida fue destruida por misil ruso’: perdió a su esposa, hija y suegra).

El 9 de marzo de 2019, Guinness World Records le otorgó a Kane el título de la persona viva más anciana del mundo, cuando tenía 116 años y 66 días. En ese momento, la empresa de récords mundiales le preguntó en que época de su vida fue más feliz, a lo que ella respondió con una sola palabra: «Ahora».

Hace un siglo, en 1922, esta mujer se casó a los 19 años con un hombre llamado Hideo Tanaka, con quien tuvo cuatro hijos y adoptó un quinto.

Tanaka fue reconocida como la persona viva más anciana del mundo por Guinness World Records cuando tenía 116 años en 2019.

Foto:

@GWRPRESS

A lo largo de su vida, Tanaka tuvo varios negocios como tiendas de fideos y de pasteles de arroz. Estos últimos incluso los vendían durante la Segunda Guerra Mundial, conflicto bélico en el que murieron su esposo y el mayor de sus hijos.

(Puede leer: Capturan a novia por supuestamente dar comida con marihuana en su boda).

Kane fue diagnosticada a los 103 años con cáncer de colon, al cual sobrevivió. En julio de 2018, al cumplir 115 años, aseguró que le gustaría vivir cinco años más, hasta los 120, meta que estuvo a sólo un año de lograr.

La mujer había señalado que, en su opinión, los secretos para la longevidad eran las horas de sueño y la esperanza. Además, resaltaba la importancia de consumir alimentos como arroz, sopa y peces pequeños, al igual que beber mucha agua.

Tanaka también dijo tener una gran apetito, pero no todo en su dieta era balanceado. Comía sus dulces preferidos y tomaba café y gaseosas enlatadas diariamente.

(Le puede interesar: Abuela hizo tomar a su nieta botella de whisky; la menor de 4 años murió).

Para los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 estaba previsto que Tanaka participara en el relevo de la antorcha olímpica, lo cual fue cancelado debido a la pandemia del covid-19.

Hace solo unos días, el 9 de abril de este año, Tanaka había alcanzado la edad de la estadounidense Sarah Knauss, quien vivió 119 años y 97 días, convirtiéndose así en la segunda personas más longeva de todos los tiempos, detrás de la francesa Jeanne Calment, quien tuvo una vida de 122 años y 164 días.

TENDENCIAS EL TIEMPO