Condena internacional por matanza de civiles en Ucrania

Condena internacional por matanza de civiles en Ucrania

Los países occidentales y Ucrania acusaron ayer a las tropas rusas de cometer “crímenes de guerra” después de que se descubrieron fosas comunes con cientos de cadáveres en localidades cercanas a Kiev recuperadas por las fuerzas ucranianas.

(Lea: Ucrania afirma que toda la región de Kiev fue liberada de las fuerzas rusas)

La masacre de Bucha fue deliberada. Los rusos quieren eliminar a tantos ucranianos como puedan”, afirmó en Twitter, y llamó a la comunidad internacional a imponer “sanciones devastadoras contra Moscú.

Ucrania, que este fin de semana retomó el control de toda la región de Kiev a manos del ejército ruso, acusó a Moscú de una “masacre deliberada” en la ciudad de Bucha, a 30 kilómetros al noroeste de la capital.

Su presidente, Volodomir Zelenski, incluso acusó a Rusia de estar cometiendo “un genocidio” de civiles en su país.

El domingo, los socorristas locales hallaron 75 cuerpos en una fosa común de esta localidad. También se hallaron los cadáveres de 410 civiles en otros territorios cercanos a Kiev retomados por las tropas ucranianas, informó la fiscal general ucraniana, Iryna Venediktova.

El jefe de la diplomacia ucraniana, Dmytro Kuleba, urgió el envío de una misión de la Corte Penal Internacional (CPI) a Bucha, para investigar esta masacre.

“La masacre de Bucha fue deliberada. Los rusos quieren eliminar a tantos ucranianos como puedan”, afirmó en Twitter, y llamó a la comunidad internacional a imponer “sanciones devastadoras contra Moscú”.

(También: Rusos dejan Chernobyl pero polvo radioactivo podría llegar a Kiev)

El cuerpo de un hombre muerto yace en la carretera en la ciudad de Bucha, cerca de Kiev este domingo.

Foto:

EFE/ Oleksandr Ratushniak

Las imágenes dieron la vuelta al mundo y desencadenaron una serie de condenas a nivel internacional, así como llamados a endurecer las sanciones hacia Moscú.

“Estoy profundamente impactado por las imágenes de civiles asesinados en Bucha, Ucrania”, dijo el secretario general de la ONU, Antonio Guterres. Según la organización, que reclama una investigación independiente y preservar las pruebas, el descubrimiento de fosas comunes plantea serias dudas sobre posibles crímenes de guerra.

Sin embargo, la ONU también dijo que no se podía descartar que entre los cuerpos estuvieran los de “soldados ucranianos o rusos que murieron durante las hostilidades”.

Reino Unido, Francia, Alemania, España, Italia y la Unión Europea (UE) expresaron su horror y pidieron que los responsables sean llevados ante el tribunal internacional de La Haya.

La CPI ya abrió recientemente una investigación por posibles crímenes de guerra cometidos en Ucrania, y algunos líderes occidentales, incluido el presidente estadounidense Joe Biden, calificaron al presidente ruso Vladimir Putin de “criminal de guerra”.

También Estados Unidos y la Otán se mostraron horrorizados y advirtieron que el repliegue de tropas rusas no implicaba el final de la violencia. Los asesinatos de civiles en Bucha son “horribles” e “inaceptables”, dijo el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg. El jefe de la diplomacia estadounidense, Antony Blinken, los calificó como “un puñetazo en el estómago”.

Rusia, en cambio, rechazó las acusaciones y aseguró que las imágenes de civiles asesinados eran una fabricación de Ucrania. “Durante el tiempo en que esta localidad estuvo bajo control de las fuerzas armadas rusas, ni un solo residente local sufrió acciones violentas”, dijo el Ministerio de Defensa ruso en un comunicado.

Sin embargo, los países occidentales piden que se endurezcan las sanciones. “Más sanciones y ayuda de la UE están en camino”, dijo el presidente del Consejo Europeo, Charles Michel.

La guerra en Ucrania ha dejado hasta ahora unos 20.000 muertos, según las autoridades ucranianas.

(Lea: Rusia acusa a Ucrania de ejecutar primer bombardeo en su territorio)

La ONU advirtió que entre los muertos puede haber desde soldados rusos hasta ucranianos que murieron por causas naturales: «Civiles que fallecieron por causas naturales, infartos u otras condiciones de salud provocadas por el estrés y la falta de acceso a medicamentos y ayuda médica durante el último mes», añadió un comunicado de la organización.

Pero ante la posibilidad de que se hayan cometido crímenes de guerra, es importante «exhumar e identificar todos los cuerpos». Esto es vital «para que los familiares puedan ser informados y que se establezca la causa exacta de la muerte para ayudar a garantizar la rendición de cuentas y la justicia».

(Además: ‘El aislamiento de Rusia hará que el Kremlin sea aún más peligroso’)

«También es importante tomar todas las medidas para garantizar la preservación de las pruebas», añadió la ONU.

REDACCIÓN INTERNACIONAL Y AGENCIAS