Del Congreso Internacional de la Asociación del Alzhéimer 2020: ¿un análisis de sangre para detectar el alzhéimer? Los biomarcadores tau nos acercan un poco más a la meta.

CHICAGO, 28 de julio de 2020 /PRNewswire/ — Contar con un sencillo análisis de sangre capaz de detectar el alzhéimer representaría…

CHICAGO, 28 de julio de 2020 /PRNewswire/ — Contar con un sencillo análisis de sangre capaz de detectar el alzhéimer representaría un gran avance para las personas que sufren la enfermedad y también para quienes están en riesgo de padecerla, así como para sus familiares, los médicos y los equipos de investigación.

En el marco de la edición 2020 del Congreso Internacional de la Asociación del Alzhéimer® (AAIC®), los científicos presentaron resultados de numerosos estudios sobre los avances en torno a los «análisis» de sangre que buscan versiones anormales de la proteína tau, uno de los cuales podría tener la capacidad de detectar cambios en el cerebro veinte años antes de la aparición de los síntomas de demencia. En particular, los resultados se concentran en una forma específica de tau, denominada p-tau217, misma que parece ser la más específica del alzhéimer y la primera en acusar cambios medibles.

Los cambios en las proteínas cerebral amiloide y tau, así como su formación en grupos conocidos como placas y ovillos, respectivamente, están definiendo las características físicas del alzhéimer en el cerebro. Se cree que la formación de ovillos tau se correlaciona estrechamente con el deterioro cognitivo. En estos nuevos resultados compartidos, los niveles de p-tau 217 en sangre/plasma, una de las formas de proteína tau halladas en los ovillos, parecen correlacionarse estrechamente con la formación de proteína amiloide.

Actualmente, los cambios cerebrales que tienen lugar antes de la aparición de los síntomas de demencia por alzhéimer solo pueden evaluarse de manera confiable mediante tomografías por emisión de positrones (PET) y a partir de la medición de las proteínas amiloide y tau en el líquido cefalorraquídeo (LCR). Estos métodos son costosos e invasivos. Además, lo más usual es que no sean accesibles porque no los cubre el seguro o es difícil acceder a ellos, o ambas cosas.

«Hay una necesidad urgente de métodos de diagnóstico de alzhéimer que sean sencillos, asequibles, no invasivos y de fácil disponibilidad. Las nuevas tecnologías para pruebas también podrían apoyar el desarrollo de fármacos en muchos sentidos; por ejemplo, al ayudarnos a identificar a la población idónea de los ensayos clínicos y al dar seguimiento al efecto de las terapias sometidas a prueba. La posibilidad de una detección temprana y de la capacidad de intervenir con un tratamiento antes de que el cerebro sufra daños significativos por alzhéimer cambiaría todo para las personas, los familiares y nuestro sistema de salud», dijo la Dra. Maria C. Carrillo, directora científica de la Asociación del Alzhéimer.

Un análisis de sangre, por ejemplo, permitiría la interpretación y comprensión de los avances del alzhéimer en poblaciones mucho más numerosas, diversas y consistentes.

«Si bien estos nuevos informes son alentadores, se trata de resultados tempranos y aún no sabemos cuánto tiempo pasará hasta que este tipo de análisis estén disponibles para uso clínico. Es necesario que se sometan a pruebas en estudios de largo plazo y a gran escala, como los ensayos clínicos de alzhéimer. Además, necesitamos seguir investigando para refinar y verificar aquellos exámenes que hoy constituyen la vanguardia, como los biomarcadores en imágenes PET y LCR», añadió la Dra. Carrillo.

La p-tau217 en sangre detecta alzhéimer (tanto placas como ovillos) con alta precisión

Como se informó en el marco del AAIC 2020, un equipo internacional de investigadores ha identificado un biomarcador sanguíneo de alta precisión para detectar alzhéimer al medir los niveles de la p-tau217 en sangre, y validó el hallazgo en numerosas poblaciones diversas. Los científicos encontraron que «la precisión diagnóstica de la p-tau217 en sangre era tan alta como la establecida en métodos diagnósticos, incluidos los biomarcadores de líquido cefalorraquídeo y las imágenes por tomografía de emisión de positrones (PET), que son invasivos, costosos y menos accesibles».

Al frente del equipo de investigadores se encuentra el Dr. Oskar Hansson de la Universidad de Lund en Suecia, en coordinación con el Dr. Sebastian Palmqvist y la Dra. Shorena Janelidze de Lund, el Dr. Eric Reiman del Instituto Banner de Alzhéimer en los Estados Unidos, el Dr. Jeffrey Dage de Eli Lilly en los Estados Unidos y otros colegas investigadores. El equipo de investigación de la Universidad de Lund presentó los resultados en el AAIC; también se publicaron en línea.

Se estudiaron tres cohortes distintas que comprenden más de 1.400 casos, incluido un gran estudio sueco basado en clínica (el estudio BioFINDER-2), una cohorte con confirmación neuropatológica de alzhéimer (Estudio de Arizona sobre envejecimiento y trastornos neurodegenerativos) y una extensa línea de parentesco con alzhéimer de origen genético (Registro colombiano de alzhéimer autosómico dominante). Analizaron otros biomarcadores actualmente experimentales (p-tau217, p-tau181, Aβ42/40 y neurofilamento de cadena ligera) tanto en sangre como en líquido cefalorraquídeo, y obtuvieron imágenes PET para patología tau y amiloide.

El principal hallazgo del estudio fue que la p-tau217 en sangre podía distinguir el alzhéimer de otros trastornos neurodegenerativos con una precisión diagnóstica de entre 89 y 98%. En este estudio, la evaluación de la p-tau217 fue más precisa para el alzhéimer que los análisis sanguíneos para la p-tau181, el neurofilamento de cadena ligera o el radio 42/40 beta amiloide, así como las imágenes por resonancia magnética (IRM). De hecho, según los investigadores, el desempeño fue similar al de métodos significativamente más costosos, como las imágenes PET y los biomarcadores de líquido cefalorraquídeo.

Los investigadores también descubrieron que la p-tau217 analizada en sangre mediante muestras tomadas en vida podía detectar cambios en la proteína tau cerebral medidos en el tejido cerebral analizado después de la muerte. Se cree que dichos cambios en la proteína tau cerebral estarían relacionados con la acumulación de placas amiloides. La p-tau217 distinguió a personas con placas y ovillos de aquellas sin patología por alzhéimer con una precisión de 89%, aquellas con placas y ovillos más extensos con una precisión de 98% y el resultado de la imagen PET de la proteína tau con una precisión de 93%.

Los niveles de p-tau217 aumentaron alrededor de siete veces en casos de alzhéimer y, en personas con un gen causante de esta enfermedad, los niveles empezaron a aumentar incluso veinte años antes de que se instaurara el deterioro cognitivo. «Esta prueba, una vez verificada y confirmada, abre la posibilidad de un diagnóstico temprano de alzhéimer antes de la etapa de demencia, algo que es muy importante para los ensayos clínicos que evalúan terapias noveles que podrían detener o ralentizar el avance de la enfermedad», dijo el Dr. Hansson.

La proteína amiloide y la p-tau en sangre son biomarcadores precisos de amiloidosis cerebral, taupatía

Con el objetivo de avanzar en la investigación de un análisis de sangre para detectar alzhéimer, la Dra. Suzanne Schindler de la Facultad de Medicina de la Universidad Washington en San Luis y sus colegas evaluaron el desempeño de diversas mediciones de proteína amiloide y tau en sangre.

Mediante espectometría de masas, el equipo científico mapeó la proteína tau en plasma sanguíneo y comparó los resultados con las mediciones obtenidas en imágenes PET y LCR. La comparación con la forma más conocida de tau, p-tau181, encontraron que la p-tau217 estaba más estrechamente asociada a la formación de placas amiloides en el cerebro, según mediciones en un escaneo PET.

Además, sus hallazgos sugieren que medir los niveles de varias y distintas formas de p-tau en la sangre en el transcurso del tiempo puede posibilitar que los clínicos e investigadores den seguimiento a las etapas de avance del alzhéimer en personas que viven con la enfermedad.

Según los investigadores, un análisis de sangre para detectar alzhéimer que incorpore la medición tanto de la proteína amiloide como de la proteína tau podría facilitar diagnósticos más tempranos y precisos de demencia, no solo entre quienes participaran de la investigación, sino también en pacientes clínicos.

Los científicos iniciaron el Estudio para evaluar la proteína amiloide en sangre e imágenes relacionadas con la demencia (SEABIRD, por sus siglas en inglés) a fin de desarrollar y validar biomarcadores sanguíneos para el alzhéimer en una cohorte más diversa y representativa de la gran región de San Luis. El estudio SEABIRD incluirá a más de 1.110 personas con diversidad racial, socioeconómica, de expediente médico y situación cognitiva.

La p-tau217 en plasma es comparable a la p-tau181 para distinguir entre alzhéimer y degeneración lobular frontotemporal

Los estudios recientes muestran que la p-tau181 aparece tres veces más alta en personas con alzhéimer que en personas mayores sanas o personas con una enfermedad neurodegenerativa denominada degeneración lobular frontotemporal (DLFT). En el AAIC 2020, la Mtra. Elisabeth Thijssen y el Dr. Adam L. Boxer del Centro para el Envejecimiento y la Memoria de la UCSF y sus colegas presentaron la comparación de la p-tau181 con una forma relacionada de tau conocida como p-tau217 a fin de determinar cuál podría identificar mejor a las personas con alzhéimer.

El estudio retrospectivo incluyó a 617 participantes: 119 personas sanas en el grupo de control, 74 casos de alzhéimer (con biomarcadores confirmados) y 294 con DLFT. En este grupo de estudio, la p-tau181 en plasma se triplicó en las personas con alzhéimer en comparación con el grupo de control y los casos de DLFT. El aumento en la p-tau217 en plasma fue incluso más alto: en los casos con alzhéimer se quintuplicó en comparación con las personas sanas del grupo de control, y se cuadruplicó en relación con los casos de DLFT. Los resultados comparativos en plasma reflejan los hallazgos de la tau en imágenes PET del cerebro. La p-tau181 acusa una precisión de 91% y la p-tau217 una precisión de 96% como pronosticadores de escaneo cerebral positivo a la tau.

Según el equipo de investigación, el estudio muestra que tanto la p-tau217 como la p-tau181 medidas en sangre resultan elevadas en casos de alzhéimer, y que las mediciones se corresponden estrechamente con los resultados de los escaneos PET considerados «de referencia». Estos análisis de sangre tienen la probabilidad de ser útiles para diagnosticar alzhéimer y como herramientas de monitoreo en ensayos clínicos para medir los efectos del tratamiento con nuevas terapias para la enfermedad.

Acerca del Congreso Internacional de la Asociación del Alzhéimer (AAIC)

El Congreso Internacional de la Asociación del Alzhéimer convoca al mayor número de investigadores de todo el planeta que se dedican al alzhéimer y a otras demencias. Dentro del programa de investigación de la Asociación del Alzhéimer, el AAIC es el catalizador que genera nuevos conocimientos sobre demencia y promueve una comunidad vital y colegiada de investigadores.

Acerca de la Asociación del Alzhéimer

La Asociación del Alzhéimer es una organización internacional de voluntarios que se dedica a la salud y la atención, el apoyo y la investigación del alzhéimer. Su misión es liderar el camino hacia el fin de esta enfermedad y otras demencias mediante la aceleración de las investigaciones en el mundo, el impulso de la reducción de riesgos y la detección temprana, así como la maximización de la atención y el apoyo de calidad. Visite alz.org o llame al 800.272.3900. 

  • Dr. Oskar Hansson, et al. Phospho-tau217 and phospho-tau181 in plasma and CSF as biomarkers for Alzheimer’s disease. (Financiado por el Consejo Sueco de Investigación, la Fundación Knut y Alice Wallenberg y la Fundación Sueca para el Alzhéimer)
  • Dra. Shorena Janelidze, et al. Plasma phospho-tau217 is a potential early diagnostic and prognostic biomarker of Alzheimer’s disease. (Financiado por el Consejo Sueco de Investigación, la Fundación Knut y Alice Wallenberg y la Fundación Sueca para el Alzhéimer)
  • Dra. Suzanne Schindler, et al. Mass spectrometry measures of plasma Aβ, tau and p-tau isoforms relationship to amyloid PET, tau PET, and clinical stage of Alzheimer’s disease. (Financiado por el Instituto Nacional del Envejecimiento de los Estados Unidos)
  • Mtra. Elisabeth Thijssen, et al. Comparative diagnostic performance of plasma P-tau217 and P-tau181 in Alzheimer’s Disease and Frontotemporal Lobar Degeneration and correlations with [18F]Flortaucipir-PET uptake. (Financiado por el Instituto Nacional del Envejecimiento en los Estados Unidos, el Centro Nacional para el Fomento de las Ciencias Traslacionales, el Consorcio de Investigación Tau)

Logo – https://www.worldnewsenespanol.com/wp-content/uploads/2020/07/del-congreso-internacional-de-la-asociacion-del-alzheimer-2020-un-analisis-de-sangre-para-detectar-el-alzheimer-los-biomarcadores-tau-nos-acercan-un-poco-mas-a-la-meta-1.jpg

FUENTE Alzheimer’s Association