Deportistas que perdieron millonadas por malas inversiones: cuando la ambición te lo hace pagar caro

Deportistas que perdieron millonadas por malas inversiones: cuando la ambición te lo hace pagar caro

Los deportistas de élite acumulan millones en sus cuentas corrientes gracias a sus carreras y los ingresos por publicidad y patrocinios que nacen de ellas. Sin embargo, conscientes de que sus disciplinas conllevan una retirada prematura, se aventuran a invertir en otros campos de negocio ajenos a su actividad principal. 

Muchas veces logran así levantar grandes imperios que les aseguran una boyante situación financiera de por vida, pero, en otras ocasiones, malas decisiones o fiarse de las personas incorrectas les llevan a perder grandes cantidades de dinero.

El último caso que hemos conocido es el de Cristiano Ronaldo y una inversión fallida en un lujo apartamento en la Torre Trump de la Quinta Avenida de Nueva York.

El delantero del Manchester United adquirió el inmueble hace unos años por algo más de 16 millones de euros, pero tras tener colgado el cartel de ‘se vende’ desde 2019, ha tenido que resignarse a deshacerse de él por apenas seis ‘kilos’, lo que le ha llevado a una pérdida de diez.

No trastoca, sin embargo, la salud financiera de CR7 quien, además de la gran cantidad que se embolsa por su trabajo y por derechos de imagen y publicidad, cuenta en su cartera con diferentes negocios prósperos como sus hoteles o gimnasios. 

Sergio Ramos y su sueño inmobiliario

El que fuera capitán del Real Madrid tuvo durante años un gran proyecto en mente: desarrollar su propio proyecto urbanístico en el sureste de la capital.

Para hacer realidad su sueño, invirtió entre 2015 y 2018 un total de 33,6 millones de euros, sin embargo, y pese a contar con el ‘ok’ para llevarlo a cabo, nunca llegó a materializarse.

El motivo, la paralización momentánea del proyecto para su revisión con Manuela Carmena en la alcaldía madrileña. Para cuando se desbloqueó de nuevo la conocida como expansión en ‘Los Berrocales’, la deuda acumulada era inasumible y Ramos llegó a un acuerdo de dación en pago con el fondo Blackstone.

En otros campos sí le ha ido bien al futbolista sevillano. Su Yeguada SR4, la empresa de cría de caballos que posee, o la Sergio Ramos Collection, su personal colección de arte, le han aportado grandes satisfacciones económicas al defensa. 


20minutos

Messi, 30 millones por un hotel con orden de demolición

En 2017, Messi, siguiendo con su apuesta por la inversión hotelera, compró elhotel MiM de Sitges a cambio de 30 millones de euros, un establecimiento gestionado por a la cadena Majestic. Un hotel ‘boutique’ de cuatro estrellas superior, según su propia web, con todo tipo de servicios como un ‘sky bar’, gimnasio o lujosa piscina. Hasta ahí, todo normal: lo que el ex del Barça no sabía es quetiene pendiente una orden judicial firme de demolición.

El argentino compró el edificio sin saber que incumplía la normativa urbanística y que el Ayuntamiento de Sitges había ordenado el derrumbamiento de este. Todo ello, porque el dueño anterior al que le compró el hotel Messi, Francisco Sánchez Rodríguez, sobrepasó los límites autorizados para la construcción del inmueble.

Concretamente, de unos balcones que sobresalían unos dos metros de la fachada y que se encontraban enraizados en la estructura del edificio, por lo que para corregirlos y legalizarlos hay que derrumbar el hotel por completo

Leo Messi ha logrado asegurar su fortuna para el futuro fuera de los terrenos de juego con la adquisición de grandes hoteles en toda España, aunque su última adquisición en Sotogrande generó gran polémica al ir acompañada de una orden de despido para toda la plantilla. 

Tyson y la bancarrota por derrochar demasiado

Mike Tyson es uno de los boxeadores más célebres de la historia aunque en muchas ocasiones ha copado más titulares por sus salidas de tono extradeportivas que por sus éxitos en el ring.

El estadounidense amasó una incalculable fortuna en los 90, pero tocó fondo económico a principios del nuevo milenio, cuando se declaró en bancarrota por una serie de malas inversiones y malos hábitos.

En 2003, Tyson se vio obligado a vender su lujosa mansión de Connecticut, que le suponía 63.000 dólares al mes en gastos, al famoso rapero 50 Cent. Todo ello, después de haber dejado su economía en un asesor que se dedicó a quedarse con su dinero. Eso sí que es un mordisco en la oreja 

Scottie Pippen y las inversiones insostenibles

Otro caso extremo de mala suerte -o cabeza- con los negocios es el de una de las grandes estrellas de la historia de los Chicago Bulls. El seis veces campeón de la NBA ganó durante su carrera cerca de 120 millones de dólares, pero un mala gestión de sus inversiones en negocios relacionados con la aviación, comida para gourmets y la construcción de un complejo de lujo le llevaron a estar casi en bancarrota, por lo que se vio obligado a vender su lujosa mansión.

Pippen compró su domicilio en 2004 por 2,23 millones de dólares y lo puso a la venta por 3 millones de euros en 2016 , aunque más de cinco años después finalmente se desprendió de él por un millón menos de lo esperado.


SportYou