Desarrollan una tecnología para acelerar el crecimiento del tejido óseo a partir de células madre bajo la influencia de ondas sonoras

Desarrollan una tecnología para acelerar el crecimiento del tejido óseo a partir de células madre bajo la influencia de ondas sonoras

Es un avance que podría ayudar a los pacientes con enfermedades degenerativas.

Investigadores del Real Instituto de Tecnología de Melbourne (RMIT, por sus siglas en inglés), han desarrollado una tecnología para acelerar el crecimiento del tejido óseo a partir de células madre bajo la influencia de ondas sonoras. 

«Las ondas sonoras reducen en varios días el tiempo de tratamiento necesario para que las células madre empiecen a convertirse en células óseas», declaró este miércoles Amy Gelmi, coinvestigadora principal. «Este método tampoco requiere ningún fármaco especial ‘inductor de hueso’ y es muy fácil de aplicar a las células madre», agregó.

Las células madre pueden derivarse incluso del tejido graso, lo que permitiría la regeneración ósea a gran escala en pacientes con enfermedades degenerativas y cancerosas, sostienen los investigadores en un reciente estudio publicado en la revista Small.

Los científicos del RMIT llevan más de una década investigando la interacción de las ondas sonoras a frecuencias superiores a 10 megahercios con distintos materiales. El dispositivo generador de ondas sonoras que han desarrollado puede utilizarse para manipular con precisión células, fluidos o materiales.

Como el dispositivo es económico y fácil de usar, según los investigadores, puede ampliarse fácilmente para procesar un gran número de células al mismo tiempo, lo que es importante para una ingeniería de tejidos eficaz, capaz de reconstruir huesos y músculos aprovechando la capacidad natural del cuerpo humano para curarse a sí mismo.

«Nuestro estudio descubrió que este nuevo método tiene un gran potencial para ser utilizado en el tratamiento de las células madre, antes de recubrirlas en un implante o inyectarlas directamente en el cuerpo para la ingeniería de tejidos», explicó Gelmi.

La siguiente fase de la investigación consiste en estudiar métodos para ampliar la plataforma y trabajar en el desarrollo de biorreactores prácticos que permitan una diferenciación eficiente de las células madre.