Determinan que la muerte de un joven afroamericano bajo custodia en EE.UU. fue un homicidio al ser inmovilizado con «fuerza excesiva e irrazonable»

Determinan que la muerte de un joven afroamericano bajo custodia en EE.UU. fue un homicidio al ser inmovilizado con «fuerza excesiva e irrazonable»

La autopsia reveló que el adolescente sufrió complicaciones de un paro cardiopulmonar, además de una lesión cerebral, insuficiencia respiratoria aguda y una lesión renal aguda.

Los resultados de la autopsia realizada a un adolescente afroamericano que falleció en septiembre pasado en la ciudad de Wichita (Kansas, EE.UU.), mientras estaba bajo custodia de las fuerzas del orden, han determinado que su muerte se debió a un homicidio.

Las autoridades del condado de Sedgwick publicaron esta semana los resultados de la necropsia, que reveló que Cedric Lofton, de 17 años, sufrió «complicaciones de un paro cardiopulmonar, surgido tras una lucha física» en la que fue inmovilizado y esposado mientras estaba en el suelo boca abajo.

Lofton también sufrió una lesión cerebral, insuficiencia respiratoria aguda y una lesión renal aguda. Además, dio positivo por covid-19 y una prueba de detección de drogas reveló la presencia de ácido tetrahidrocannabinólico (THCA), un precursor biosintético del tetrahidrocannabinol, el componente activo del cannabis.

El adolescente fue detenido el 24 de septiembre en la casa de su familia adoptiva debido a un comportamiento errático y agresivo. Inicialmente, la Policía pretendía trasladarlo a un hospital porque su padre adoptivo afirmó que tenía problemas de salud mental, pero Cedric se resistió y agredió a al menos uno de los agentes por lo que fue llevado a un centro de detención de menores.

«Fuerza excesiva e irrazonable»

Allí tuvo otro incidente con el personal de la correccional, por lo que fue esposado e inmovilizado por la fuerza. Poco después de esos hechos, Lofton perdió el pulso y se le realizó las compresiones torácicas de primeros auxilios. El adolescente murió en el hospital dos días después.

Los empleados del correccional involucrados en el caso han sido puestos en licencia administrativa pagada, mientras continúan las investigaciones. Por su parte, el abogado de la familia de Lofton ha pedido que se haga justicia y que se presenten cargos penales contra los responsables.

La defensa señala que ha tenido acceso a los videos sobre el incidente ocurrido en la correccional, que muestran que el menor fue inmovilizado «de manera injustificada, con fuerza excesiva e irrazonable». «La muerte de Cedric fue causada por las mismas autoridades que estaban obligadas a protegerlo y asegurarse de que estuviera a salvo», denunció.