Diálogos entre Moscú y Kiev quedan inconclusos, y la ofensiva se agrava

Diálogos entre Moscú y Kiev quedan inconclusos, y la ofensiva se agrava

Las negociaciones entre Rusia y Ucrania volvieron a quedar este martes en suspenso luego de que ambas delegaciones anunciaron que los acercamientos continuarán este miércoles. Esta cuarta ronda de diálogos, que se inició hace dos días y en las cuales hay expectativas, volvió a quedar aplazada como ocurrió el lunes.

(Lea aquí: Rusia: periodista irrumpe en directo contra la guerra en Ucrania)

Según los funcionarios de Moscú y Kiev, las conversaciones para poner fin a la ofensiva militar de Rusia en Ucrania enfrentan “profundas contradicciones”, aunque aún es posible alcanzar un “compromiso”, dijo este martes Mykhailo Podoliak, negociador y consejero del presidente ucraniano Volodimir Zelenski.

(Le puede interesar: Volodimir Zelenski asume que Ucrania no entrará en la OTAN)

“Vamos a continuar hoy. Es un proceso de negociación complicado y extremadamente laborioso. Hay profundas contradicciones. Pero, por supuesto, es posible un compromiso”, dijo.

Ambas partes mostraron cierto optimismo en los últimos días, pero las últimas declaraciones de Podoliak muestran la dificultad de las negociaciones.

Ucrania, por su parte, pide un cese del fuego inmediato y la retirada de las tropas rusas. Como muestra de voluntad, Zelenski declaró este martes que era tiempo de “reconocer” que su país no podrá adherirse a la Otán, lo que reclamaba Rusia antes de comenzar la invasión el 24 de febrero.

No obstante a esa declaración del líder ucraniano y a las expectativas de los diálogos, Rusia continuó arreciando su ofensiva.

Los ataques se intensificaron con una serie de bombardeos en Kiev donde cuatro personas murieron en el bombardeo de un edificio del distrito occidental de Sviatoshin.

Ante el recrudecimiento de los ataques, el alcalde de Kiev, Vitali Klichkó, declaró un toque de queda de 35 horas por el momento especialmente “peligroso” que vive la capital, donde al menos la mitad de la población ya ha huido.

En la gran ciudad de Dnipró, en el este, relativamente intacta hasta ahora, el aeropuerto fue bombardeado este martes y provocó una “destrucción masiva”, según su alcalde, que no mencionó víctimas por el momento.

Con estos hechos como telón de fondo, tres dirigentes europeos viajaron este martes a Kiev para mostrar su respaldo al gobierno ucraniano. Esta es la primera visita que hacen líderes extranjeros desde que comenzó la invasión.

(Lea también: Camarógrafo de Fox News fue asesinado en Ucrania)

Civiles ucranianos ante un ataque en zona residencial de Kiev.

Foto:

EFE/EPA/SERGEY DOLZHENKO

El primer ministro polaco, Mateusz Morawiecki, expresó desde Kiev su deseo de “poner fin a la tragedia” que vive Ucrania “lo antes posible”, en un viaje conjunto con sus homólogos checo y esloveno, Pietr Fiala y Janez Jansa, a la asediada capital ucraniana.

El propósito del viaje, en tren y sin anuncio previo, era “confirmar el apoyo inequívoco de toda la Unión Europea (UE) a la soberanía e independencia de Ucrania y presentar un amplio paquete de ayudas”.

Durante su visita, Polonia pidió una “misión de paz” de la Otán, “protegida por las fuerzas armadas”, para ayudar a Ucrania, declaró en Kiev el viceprimer ministro polaco, Jaroslaw Kaczynski. Los funcionarios polacos también pidieron que a Ucrania se le dé un estatus rápido de candidato para ingresar a la UE.

(En otras noticias: Rusia sanciona a Joe Biden y a otros importantes responsables de EE. UU.)

Por su parte, el Zelenski, pese a reconocer que no entrará en la Otán, volvió a pedir más armamento militar a los aliados para hacer frente a la ofensiva.

De momento, los ministros de Defensa de la Otán solo han dicho que esperan evaluar el despliegue de más fuerzas y equipos en el este de la Alianza, pero a largo plazo.

La Casa Blanca confirmó este martes que el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, viajará el 24 de marzo a Bruselas para sostener una reunión con líderes de la Otán y la UE, en donde el mandatario reafirmará sus compromisos de seguridad con los aliados.

A propósito de Biden, Rusia anunció sanciones contra el presidente estadounidense y el primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, en respuesta a las medidas contra Moscú por la invasión.

En este contexto de conflicto, el papa Francisco consagrará Rusia y Ucrania al Inmaculado Corazón de María en una liturgia por la paz el 25 de marzo en la basílica de San Pedro del Vaticano. La consagración será a las 11 a.m. de ese día.

REDACCIÓN INTERNACIONAL
*Con información de AFP Y EFE

Más noticias