Duro relato de niña que sobrevivió a masacre de Texas cubriéndose de sangre

Duro relato de niña que sobrevivió a masacre de Texas cubriéndose de sangre

Miah Cerrillo, de 11 años, sobrevivió a la masacre de Uvalde cubriéndose con la sangre de un compañero de clases y fingiendo estar muerta mientras escuchaba disparos y gritos, contó la niña a una periodista de CNN. El testimonio fue obtenido en una entrevista fuera de las cámaras.

(Lea: Masacre en Texas: cuatro contradicciones de la policía sobre el tiroteo)

Miah, que de acuerdo con el canal está tan traumatizada que no puede hablar con hombres, narró el horrendo ataque perpetrado el martes por Salvador Ramos, de 18 años, quien asesinó a 19 niños y dos maestras en la escuela primaria Robb en Uvalde, una comunidad mayoritariamente latina de Texas.

(Le interesa: ‘Debió matarme a mí’: papá del atacante de Texas pide perdón)

La clase de Miah estaba viendo televisión en una sala con dos maestras cuando recibieron el mensaje de que había alguien disparando dentro de la escuela, narró la niña de acuerdo con CNN.

Una de las maestras fue a la puerta y se deparó con Ramos quien la siguió adentro del salón, le dijo «Buenas noches» y le disparó. Enseguida, abrió fuego con un rifle semiautomático contra la otra maestra y a los niños. Miah dice haber visto balas volando alrededor.

11-year-old Miah Cerrillo told me that to survive the shooting at Robb Elementary, she smeared her friend’s blood all over her body and played dead.

She had to lay there, with her teachers and friends dead next to her, for almost an hour.

My full CNN exclusive reporting: pic.twitter.com/eXtUAQgvCz

— Nora Neus (@noraneus)

May 27, 2022

CNN informó que fragmentos de bala la impactaron en los hombros y en la cabeza. Ramos fue al salón de clases contiguo, y enseguida oyó más disparos y gritos. Las balas pararon, y comenzó a oír «música triste».

Ella dice haber alcanzado el teléfono de una maestra junto a un amigo para llamar al servicio de emergencia pidiendo ayuda. «Estamos en problemas», dijo.

Asustada de que Ramos regresara y la matara, se cubrió con la sangre de un compañero de clases que falleció a su lado y fingió estar muerta por lo que para ella se sintió como tres horas.

De acuerdo con CNN, Miah dijo no poder dormir y estar perdiendo el cabello tras el ataque.

Otra de las historias de #Uvalde es la de Miah Cerrillo de 11 años, quien sobrevivió a la masacre manchando su ropa con la sangre de su compañerita asesinada para hacerse pasar por muerta. ¡Qué historias, carajo!😢 pic.twitter.com/eXEeYMd69A

— Hiram Hurtado (@ehiramhurtado)

May 27, 2022

Ella necesitará ayuda con sus gastos médicos causados por un fragmento de bala en la espalda

Su madre, Abigale Veloz, abrió una recaudación de dinero en línea a través de GoFundMe para costear tratamiento psicológico y médico.

«Ella es una sobreviviente del tiroteo de la escuela de Uvalde. Su salón de clases estuvo bajo ataque», escribió Veloz en la página donde hay una foto de Miah. «Ella necesitará mucha ayuda con el trauma que está viviendo. Mi hija es una persona increíble y es una buena hermana.».

La tarde de este viernes, las donaciones superaban los 270.000 dólares, con una meta inicial de 10.000.

AFP

Más noticias del mundo

– EE. UU.: polémica por celebración de convención del rifle pese a masacre
– El contrapeso que la Cumbre del Alba quiere hacerle a la de las Américas
– China: archivos secretos muestran dura realidad de ‘campos de reeducación’