EE. UU. debate confirmación de primera jueza negra a Corte Suprema

EE. UU. debate confirmación de primera jueza negra a Corte Suprema

 El comité judicial del Senado de EE. UU. comenzó hoy a debatir la nominación de la primera mujer negra que aspira a ocupar uno de los puestos vitalicios del Tribunal Supremo, la reconocida jueza Ketanji Brown Jackson. 

La audiencia comenzó entre una gran expectación, con decenas de fotógrafos tomando imágenes de Jackson, mientras varios senadores demócratas se acercaban para estrecharle la mano y desearle suerte. 

Jackson fue nominada por el presidente estadounidense, Joe Biden, quien prometió durante la campaña electoral de 2020 que si llegaba a la Casa Blanca nombraría a una mujer afroamericana para el Tribunal Supremo, porque ninguna ha formado parte de esa corte en sus 232 años de historia. 

Jackson fue nominada por el presidente estadounidense, Joe Biden, quien prometió durante la campaña electoral de 2020.

«Bienvenida, jueza Jackson», dijo al inicio de la audiencia el presidente del comité judicial, el senador demócrata Dick Durbin, quien recordó que esta es una «ocasión histórica».

«Ningún juez del Tribunal Supremo ha sido una mujer afroamericana. Usted, jueza Jackson, podría ser la primera. No es fácil ser la primera. A menudo una tiene que ser la mejor y, de alguna forma, la más valiente. Muchos no están preparados para enfrentarse a esa presión, a ese calvario a la vista de todos», reconoció Durbin. 

«Pero, -añadió- su presencia aquí, su voluntad para atravesar con valentía este proceso, sirve de inspiración para miles de estadounidenses que se ven reflejados en usted». 

Los primeros en hablar este lunes serán los 22 miembros del comité judicial del Senado, 11 demócratas y 11 republicanos. Posteriormente, Jackson será presentada oficialmente ante el comité por dos personalidades del mundo judicial: el exjuez de la corte de Apelaciones del Distrito de Columbia Thomas B. Griffith y la profesora de Derecho de la Universidad de Pensilvania Lisa Fairfax, quien además fue a la universidad y vivió con Jackson. 

Más tarde, la magistrada leerá un testimonio que ya tiene preparado ante los senadores del comité judicial. Las audiencias para examinar la candidatura de Jackson al Tribunal Supremo continuarán durante el resto de la semana. Se espera que los republicanos ataquen a Jackson por haber defendido a cuatro presos de la base naval de Guantánamo (Cuba) y también por haber contribuido a reducir las penas de cárcel por delitos federales de drogas, que afectan desproporcionadamente a los afroamericanos y latinos. 

Se espera que los republicanos ataquen a Jackson por haber defendido a cuatro presos de Guantánamo (Cuba) y  contribuido a reducir penas por delitos de drogas, que afectan a afroamericanos y latinos.

El senador republicano Josh Hawley difundió en Twitter teorías falsas sobre un supuesto tratamiento favorable de Jackson a los acusados de pederastia o delitos sexuales, algo que la Casa Blanca ha tildado de «información errónea tóxica» y que ha sido desmentido por expertos legales. Hawley es uno de los republicanos del comité judicial, junto a los senadores Ted Cruz y Tom Cotton, que está evaluando presentarse a las elecciones presidenciales de 2024, por lo que podrían aprovechar las audiencias para sacar rédito político. 

Los demócratas, que tienen mayoría en el Senado, quieren que Jackson reciba el visto bueno de esa cámara antes del 8 de abril.

Biden publicó este lunes un mensaje en Twitter en el que afirmó que Jackson tiene «una de las mentes jurídicas más brillantes» del país, por lo que consideró que merece llegar al Tribunal Supremo. 

De ser confirmada, Jackson reemplazará a Stephen Breyer, uno de los tres jueces progresistas del Tribunal Supremo, donde los conservadores tienen mayoría.

EFE (Washington)