Eileen Gu, la estrella de Pekín 2022 que ‘traicionó’ a EE UU para competir con China: «Ellos se lo pierden»

Eileen Gu, la estrella de Pekín 2022 que ‘traicionó’ a EE UU para competir con China: «Ellos se lo pierden»

Los Juegos Olímpicos de Pekín 2022 están dejando ya a sus primeras estrellas emergentes. Si esta semana la abría el espectacular salto con cuatro vueltas de Kamila Valieva con solo 15 años, otra todavía adolescente se ha comenzado a a abrir paso logrando la primera medalla de oro de las tres que busca ganar. Se trata de Eileen Gu, una esquiadora nacida en Estados Unidos… pero que representa a China.

A Gu no le pesan las críticas por elegir representar al país donde nació su madre y ya ha sacado pecho por su elección. «No estoy intentando mantener feliz a nadie.. Me da bastante igual si la gente está feliz o no porque siento que estoy dando lo mejor de mí y estoy utilizando mi voz para generar el mayor cambio posible», explicó mostrando su felicidad por su participación y su oro. «Si no les gusto, ellos se lo pierden, nunca ganarán unos Juegos Olímpicos«. 

La última revelación de estos Juegos de Invierno ya es todo un referente de esta cita olímpica a sus 18 años, donde ha conseguido una medalla de oro que solo decora su espectacular trayectoria. Pese a su corta edad, ejerce también como modelo y ha sido becada por la prestigiosa Universidad de Stanford, además de ser una figura del activismo feminista. De hecho, Forbes ya la ha incluido en su famosa lista «30 under 30», siendo la más joven.

Ese sentimiento de querer influenciar lo plasmó en una reciente entrevista con Olympics.com, donde habló sobre su elección de representar a China por encima de su EE UU natal. «Cuando estoy en China, soy china. Cuando estoy en EE UU, soy norteamericana. Tengo doble identidad. Y estas dos mitades hacen lo que soy a día de hoy. Poder inspirar a millones de jóvenes allá donde nació mi madre es una ocasión única de contribuir a promover el deporte que amo«, afirmó.

Primer oro… y primera polémica

Y en su primera oportunidad, dicho y hecho. Realizó un espectacular double cork 1620 (que nunca antes había hecho) en su último salto que le permitió obtener la puntuación más alta de la final (94.50) para terminar con un 188.25 que le coronaba con su primera medalla de oro. No obstante, la polémica ha empañado esta primera medalla que se cuelga en Pekín 2022 tras las acusaciones llegadas desde Francia.

La saltadora gala Tess Ledeux ejecutó 1440 Japan que le colocaba momentáneamente en cabeza y a Gu, que ya tenía el bronce garantizado, solo le valía arriesgar para conquistar el oro con un double cork 1620 que nunca había realizado. Por su parte, Ledeux ya dejó fascinado al mundo hace escasamente un mes cuando se convirtió en la primera mujer en hacer ese salto que le valió el oro en los Winter X Games.

Finalmente, el double cork 1620 de Gu fue mejor valorado y le permitió superar a la francesa por solo 0,75 puntos, levantando una gran resignación con teorías de conspiración incluidas en Francia. No obstante, en declaraciones para L’Equipe, el juez galo Charly Royer deshecho estas sospechas y explicó por qué Eileen fue mejor.

«Puedo entender que la gente piense inmediatamente en la conspiración. Era casi seguro que íbamos a hablar de eso. Pero eso no nos preocupa.  No nos damos cuenta de la emoción que nos da ver a las chicas impulsar nuestro deporte de esa manera. Ya sean chinos, franceses o incluso belgas, no hay diferencia. Eileen es más limpia, por eso le saca 0,75 puntos más, que no es nada», analizó.

Modelo, activista, Stanford…

En el ámbito personal, Gu destaca en todo aquello que hace. Compagina el deporte con ser modelo y haber desfilado ya en Milán o París, copando las portadas de Vogue y Cosmopolitan y representando a marcas como Louis Vuitton o IWC. Además, llama la atención su éxito académico habiéndose sacado el bachillerato en solo un año y prepararse para entrar en Stanford. Una figura multidisciplinar con todas las letras.