El 70% de los mayores de 65 años asegura que su peor problema en la era digital es la Administración pública

El 70% de los mayores de 65 años asegura que su peor problema en la era digital es la Administración pública

El principal problema de los mayores españoles en la nueva era digital es con creces, tratar con la Administración pública en sus distintos niveles. El 70% de los mayores de 65 años aseguran que lo más «difícil» para ellos es relacionarse on line con los servicios públicos, frente al 20% que lo consideran «fácil».

Así aparece en un sondeo de Metroscopia para entidades financieras al que ha tenido acceso EL MUNDO y que fue esbozado el pasado martes por el presidente de la Asociación Española de Banca, José María Roldán en el Foro de la Nueva Economía.

Con estos datos, la banca se arma de argumentos frente a la vicepresidenta primera, Nadia Calviño, que les ha exigido medidas contra la exclusión financiera y está apoyando una movilización de firmas de mayores de 65 años por la dificultad creciente de relacionarse con las sucursales bancarias. Según el sondeo de Metroscopia, lo que más necesita este segmento de la población es que Calviño, que incluye la Agenda Digital en su cartera, les apoye no tanto ante la banca, sino ante la propia Administración.

También una mayoría (el 60%) de los que tienen más de 50 años colocan en el primer puesto a la Administración por la dificultad de hacer gestiones digitales con sus servicios públicos.

Sin embargo, los porcentajes bajan -ver gráfico adjunto- cuando los sondeados presentan menos 49 años sin que el problema deje de ser generalizado para todas las edades. Incluso un 41% de los más jóvenes consideran «difícil» tratar on line con los distintos niveles de la Administración pública.

El segundo puesto en dificultad para los mayores españoles son las empresas de suministros y servicios como operadores telefónicos o empresas eléctricas. En su caso, el 51% de los de más de 65 años ven «bastante o mucha dificultad» para interactuar con ellas.

El tercer puesto en el ránking más problemático lo ocupa conseguir una cita médica, que el 49% de los mayores considera particularmente difícil.

Lo cuarto más complicado es adquirir un billete de avión, según el 48%, mientras que sólo en quinto puesto aparece la banca, con empate entre los mayores de 65 que ven fácil la gestión y los que la ven difícil.

No obstante, Metroscopia concluye que el riesgo de exclusión digital en la nueva economía española existe y así es percibido por los ciudadanos. «Prácticamente todos los españoles comparten la idea de que el proceso de digitalización puede suponer una desatención hacia las personas mayores».

Así lo considera el 95% de los sondeados, frente al 5% que sostiene que este peligro es exagerado. Entre los que tienen entre 18 y 34 años también consideran que la desatención a los mayores es un problema real. Así lo afirman un 87% de este segmento de la población.

Metroscopia también ve claro que la campaña del jubilado valenciano Carlos San Juan con 600.000 firmas en favor de una mayor atención presencial en la banca ha sido un éxito. «Tres de cada cuatro españoles mayores de 65 años están al tanto de la campaña de recogida de firmas Soy mayor, pero no idiota». Sólo un 37% no ha oído hablar de ella, según su sondeo.

Calviño se ha volcado con San Juan en estos últimos días de campaña electoral y le abordó – «¡qué casualidad!», le dijo- cuando éste hacía declaraciones a la Prensa en el exterior del Ministerio de Economía tras ser recibido por el secretario general del Tesoro, Carlos Cuerpo.

Los bancos se han visto obligados a reaccionar y han planteado al Gobierno una batería de medidas para mejorar la atención a estos clientes.

Entre esas medidas, incluidas en el documento elaborado por las patronales bancarias AEB y CECA destaca el compromiso de una atención más personalizada en los sucursales y con más horario. También trato preferente por teléfono y el compromiso para hacer más fáciles las operaciones con los cajeros o en las aplicaciones móviles. Entidades como Abanca o el Banco Santander ya han anunciado extender el horario en ventanilla hasta las 14.00 horas que es una de las reivindicaciones de la llamada Plataforma de Mayores y Pensionistas.